Béisbol

Los Marlins presentan a sus nuevos ases

Michael Morse, Mat Latos y Dee Gordan, los nuevos jugadores de los Marlins, que fueron presentados el viernes en Miami.
Michael Morse, Mat Latos y Dee Gordan, los nuevos jugadores de los Marlins, que fueron presentados el viernes en Miami. EL NUEVO HERALD

Michael Morse nunca olvidará el momento en que, sentado en las gradas del hoy Sun Life Stadium, contempló como Charlie Hough lanzó la primera bola de nudillos que dejaba oficialmente inaugurada la nueva era del béisbol en las Grandes Ligas.

Ahora junto a Dee Gordon y Mat Latos, Morse espera escribir un nuevo capítulo con los Marlins, luego de que el equipo los presentara oficialmente el viernes a la prensa especializada de Miami.

“Todavía recuerdo como si fuera ahora cuando la pelota salió de su mano y el público se levantó de los asientos con un grito atronador’’, expresó Morse, quien fue traído especialmente para darle protección a Giancarlo Stanton y apoderarse de la primera base. “Estar ahora en este nuevo parque y en una franquicia que viene creciendo, es un sueño hecho realidad’’.

Sin embargo, nada más irreal que lo sucedido pocas horas después de la presentación de esos tres jugadores, pues pocos esperaban la adquisición del infielder venezolano Martín Prado –y $6 millones para ayudar a pagar los $22 millones que restan en su contrato- y el lanzador David Phelps a cambio de Nathan Eovaldi, Garret Jones y el prospecto de pitcheo Domingo German.

Este es el quinto movimiento que los miamenses han realizado desde el Día de Acción de Gracias y pone un signo de interrogación sobre el futuro de Casey McGehee en la antesala, posición que Prado desempeña, aunque también puede patrullar los jardines.

Morse, Gordon y Latos son las grandes adquisiciones de los peces luego de unas reuniones invernales bastante movidas y solo se echó de menos a Dan Haren, un veterano que todavía se debate entre jugar una temporada más u optar por el retiro.

El canje que desembarcó a Gordon en los Marlins resultó un poco sorpresivo, pues se creía que los Dodgers tenían al veloz pelotero en muy alta estima, luego de que robase 64 bases, más que el total de su nuevo equipo.

“Cuando me reuní con ellos [los ejecutivos de los peces] me trazaron el plan y lo que estaban buscando y me di cuenta del potencial para el futuro inmediato’’, afirmó Gordon, quien conectó para .289 y será el primer bate del club en el 2015. “Tenemos tanto talento aquí que nada será imposible’’.

Latos, por su parte, no solo es un pitcher que puede anclar lo mejor de una rotación, sino que ofrece una estabilidad en caso de que Haren haga valedera su inclinación hacia el retiro y dotará a los Marlins del talento suficiente hasta que se reincorpore José Fernández.

Con balance de 60-45 y efectividad de 3.34, Latos comenzó su carrera con los Padres de San Diego antes de pasar a los Rojos, pero su carrera se vio detenida en el 2014 debido a una lesión en la rodilla derecha que requirió cirugía.

“Me siento muy bien y con la ilusión renovada, porque veo que la rotación del equipo puede ser una de las mejores en la Liga Nacional’’, indicó el serpentinero. “Cuando regrese José seremos más fuertes todavía’’.

Por una casualidad de la vida, los tres peloteros tienen fuertes conexiones con la Florida, pues Latos vino a vivir de pequeño a la región y se hizo jugador en el preuniversitario de Coconut Creek, Gordon nació en el centro del Estado y Morse en Fort Lauderdale, dándose a conocer en torneos escolares de Davie.

Ahora el destino los ha unido en una organización que se cree lista para dar un salto grande y un golpe de autoridad en la próxima temporada, luego de un 2014 de crecimiento discreto.

“Cada vez que nos reunimos con ellos, siempre salía el tema de ese regreso a la casa floridana’’, reveló Mike Hill, presidente de operaciones de béisbol de la franquicia. “Tomen el ejemplo de Morse, a quien le brillan los ojos cada vez que recuerda ese momento de infancia el día del nacimiento de los Marlins. Ese es un extra tremendo’’.

Y todo parece indicar que Morse tampoco tampoco olvidará el instante en que se puso por primera vez el jersey de los peces.

“Esto es algo especial, porque crecí admirando a los Marlins, hablando con estrellas como Liván Hernández y Charles Johnson’’, agregó Morse, quien ganó la pasada Serie Mundial con San Francisco. “Es bueno estar de vuelta en casa’’.

  Comentarios