Béisbol

Juego de las estrellas cubanas en Miami crece en número y espacio

Osvaldo Perez, quien se dedica a organizar juegos comunitarios con peloteros de Grandes Ligas, en un juego en el Tamiami Park el 20 de Diciembre del 2014.
Osvaldo Perez, quien se dedica a organizar juegos comunitarios con peloteros de Grandes Ligas, en un juego en el Tamiami Park el 20 de Diciembre del 2014. El Nuevo Herald

Como todas las cosas buenas que llegan para quedarse, el partido de las estrellas cubanas de Grandes Ligas que suele celebrarse tradicionalmente en enero alcanzará su quinta edición con un paso de avance trascendental.

El choque, que es visto como un regalo de los estelares cubanos a su fanaticada de Miami antes de marcharse a los campos de primavera, tendrá lugar el domingo 18 de enero a las 10 am en el estadio de béisbol de la Universidad Internacional de la Florida.

“Sin duda, este es un reto superior, pero que nos llena de mucha alegría’’, expresó Osvaldo Pérez, uno de los organizadores del evento. “Este ha sido un año espectacular para los peloteros cubanos y este juego será un reflejo de lo que vimos en los terrenos de las Mayores’’.

El partido siempre tuvo lugar en el popular Bucky Dent Park de Hialeah, pero la capacidad de este parque ya venía quedado chiquita ante el interés del público de Miami y de otras partes de Estados Unidos que ya saben de este evento.

Luego de varias gestiones se pudo asegurar el estadio de la FIU –con capacidad para unos 2,000 espectadores- y los organizadores esperan contar con un nutrido de peloteros de Grandes Ligas y de otros estamentos del béisbol organizado.

“Hemos contactado con un grupo importante de jugadores, entre ellos Yasiel Puig, José Abreu, Alexei Ramírez’’, apuntó Pérez. “Igualmente, estarán otros peloteros que brillaron en la pelota cubana como Yobal Dueñas, Rolando Arrojo, Jorge Luis Toca, y esperamos contar con veteranos que dieron mucha gloria a los cubanos’’.

Para la edición pasada, el encuentro contó con la presencia del enorme Luis Tiant, un héroe de los Medias Rojas de Boston que volvió a padecer de la sordera del llamado Comité de la Era Dorada del Béisbol al dejarlo fuera de Cooperstown.

Por la parte de las Series Nacionales estuvo Agustín Marquetti.

“La respuesta para esta edición está siendo muy positiva, noto un interés superior a otros eimpos’’, recalcó Pérez. "Para muchos de ellos ya es tradicional celebrar este juego. Les resulta como una especie de despedida delante de su público natural antes de partir a los campamentos del spring training".

En esta ocasión, el precio de la entrada será de $10, cinco para cubrir gastos del recinto y el resto para cooperar con una causa muy importante: los niños con problemas de parálisis cerebral.

Este es un tema que toca muy de cerca a Pérez.

“Hago esto porque amo mucho el deporte’’, agregó el empresario nacido en Cienfuegos y quien llegó a Estados Unidos hace 16 años. “También porque mi niña de 12 años, Gabriela, padece de parálisis cerebral. Hacemos felices a los peloteros, a los aficionados y contribuimos con una buena causa. Qué más se puede pedir’’.

  Comentarios