Béisbol

Juego de las Estrellas cubanas en Miami tiene mucho terreno para crecer

JOSE FELICIANO, Osvaldo Pérez y Rafael Milanés (de izq. a der.) son los propulsores del Juego de las Estrellas Cubanas.
JOSE FELICIANO, Osvaldo Pérez y Rafael Milanés (de izq. a der.) son los propulsores del Juego de las Estrellas Cubanas. Cortesía

Ni ellos mismos lo podían creer, pero el éxito de la quinta edición del Juego de las Estrellas Cubanas el pasado domingo ha impulsado a los organizadores a buscar un objetivo superior para futuros encuentros.

Aunque no se han trazado una fecha, los padres de la idea consideran que escenificar el tradicional choque de enero en el parque de los Marlins en la Pequeña Habana sería el resultado natural del crecimiento y desarrollo de este evento.

“Sí, es algo con lo que ahora soñamos, pero que estamos seguros podremos convertir en realidad en un futuro no muy lejano’’, expresó Osvaldo Pérez, uno de los impulsores principales de la idea, que también cuenta con Rafael Milanés y José Feliciano, como los otros dos padres. “La respuesta del público ha sido tremenda y si todo sigue así, estimo que algún día estaremos viendo a las estrellas en el mejor parque de la ciudad’’.

La última edición tuvo como sede el terreno de las Panteras Doradas de la Universidad Internacional de la Florida, con la presencia de muchos de los mejores exponentes de la mayor de las Antillas y cerca de 2,500 aficionados.

Nombres como los de Rusney Castillo (Boston), Adeiny Hechavarría (Miami), Yasiel Puig (Los Angeles), Yoenis Céspedes (Detroit), Alexei Ramírez (Chicago) y José Abreu (Chicago), además de otro grupo importante de jóvenes prospectos iluminaron la alineación de las estrellas.

Del otro equipo sobresalieron veteranos probados en las Mayores y las Series Nacionales como Bárbaro Garbey, Rolando Arrojo, Pedro Luis Díaz, Andy Morales, Jorge Luis Toca, además de la habitual representación de la prensa.

“El hecho de que parte de las ganancias se destina a niños con problemas de parálisis cerebral es otro motivo para participar y apoyar este juego’’, indicó Feliciano, quien también fuera pelotero en la isla. “Los jugadores sienten mucho orgullo por ser parte de esta idea humanitaria’’.

En esta ocasión los patrocinadores fueron los Supermercados Presidente y los Centros Médicos Wellmax, pero se espera que en lo adelante se sumen otras entidades que permitan un mejor soporte de la cita estelar.

El choque marca para los grandesligas el final de su período de descanso antes de comenzar a reportarse a los campamentos primaverales, algunos en la Florida y otros en Arizona.

“Es la despedida del público y de la ciudad, es una manera de dar gracias’’, agregó Osvaldo. “Esta idea todavía es joven, pero se nos ha hecho grande entre las manos, y la vamos a seguir cultivando’’.

  Comentarios