Béisbol

Cuba volverá a la Confederación de Béisbol del Caribe, asegura ejecutivo

Juan Puello
Juan Puello

Aunque muchos siguen con atención el desarrollo de las nuevas relaciones entre Estados Unidos y Cuba, uno que las observa con especial interés es Juan Francisco Puello Herrera, quien espera el momento justo para anunciar a la mayor de las Antillas como miembro pleno de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC).

Puello Herrera expresó al programa radial Firma ESPN de Nueva York que el organismo que preside acogerá nuevamente a Cuba como miembro con todos los deberes y derechos de la CBPC, cuando el total restablecimiento de relaciones.

“Inmediatamente se supere esa barrera, Cuba ingresa al momento como miembro pleno de la Confederación del Caribe”, apuntó el ejecutivo. “Cuba fue una casa importante de la Serie del Caribe desde sus inicios”.

Delegaciones de ambos países sostuvieron rondas de negociaciones en La Habana la semana pasada para plantar las bases de las relaciones futuras y se prevé que este nuevo panorama político también afecte al deporte.

Sin embargo, la normalización total pasaría por el levantamiento del embargo económico y la Ley Helms-Burton, que obliga a la CBPC a pedir permisos anuales a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), adjunta al departamento del Tesoro, para que Cuba pueda asistir a la Serie del Caribe.

“Hemos contratado los servicios de un abogado que viene trabajando en los permisos desde abril”, reveló Puello. “No esperamos contratiempos y esperamos que Cuba asista a San Juan. Ya están solicitadas las visas, están comprados los pasajes de avión y las reservas en los hoteles”.

En torneos pasados en que Cuba ha intervenido el permiso de la OFAC ha llegado muy cercano a la fecha de inicio de las competencias y en el caso del III Clásico Mundial se recibió 24 horas antes.

Puello no anticipa una demora de este tipo para la 57 Serie del Caribe, espera recibir la autorización de un momento a otro y, aunque tiene alternativas, no contempla la posibilidad real de que Cuba no viaje a San Juan.

“La Serie del Caribe ha mejorado mucho con la presencia de Cuba y en Puerto Rico hay mucho entusiasmo”, recalcó Puello. “Cuba le ha dado nuevos aires y esperamos que entre como miembro activo, con todos los derechos, y que vuelva a su casa porque Cuba es fundadora de la Serie del Caribe”.

Tras 54 años de ausencia, Cuba decidió aceptar la invitación de la CBPC y participar en la edición pasada que tuvo lugar en Isla Margarita, Venezuela, pero la actuación de Villa Clara resultó decepcionante.

Para esta contienda Pinar del Río será el representante en San Juan, pero el equipo que dirige Alfonso Urquiola es en realidad una selección nacional por la cantidad y calidad de sus refuerzos.

Cuba tuvo dominio casi absoluto durante la primera etapa de la Serie del Caribe (1949-1960) y ganó siete de 12 ediciones con Almendares (1949 y 1959), Habana (1952), Cienfuegos (1956 y 1960) y Marianao (1957 y 1958). Se coronó en las últimas cinco versiones en que intervino, y varias de las marcas vigentes en estas lides aún pertenecen a jugadores cubanos.

Pero luego de la edición de 1960, ganada por Cienfuegos con balance invicto (6-0), el mayor de los Castro decidió no tomar parte más en ningún evento con profesionales, y salvo contadas y esporádicas actuaciones, la isla no volvió a participar en torneos junto a peloteros rentados hasta su incursión en los Clásicos Mundiales.

“Ahora se habla mucho de los Clásicos, pero fue la Serie del Caribe la primera que internacionalizó el béisbol’’, agregó Puello. “Fue en una nación caribena, Cuba, donde esto sucedió”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios