Boxeo

Cubano Barthelemy abandona su título mundial y sube de peso

RANCES BARTHELEMY durante un entrenamiento en Las Vegas.
RANCES BARTHELEMY durante un entrenamiento en Las Vegas.

Si algo ha aprendido Rancés Barthelemy en sus años en el boxeo es que no se puede desconocer el lenguaje del cuerpo, aunque cueste dejar de lado un título del mundo y eso provoque un dolor enorme.

Pero el cubano entendió que no podía pasar por encima de los “mensajes'’’ que estaba recibiendo de su organismo y decidió dejar las 130 libras y su faja de la Federación Internacional (FIB) en busca de nuevos horizontes en la división ligera.

“Nadie sabe los trabajos que pasé en mis dos últimas peleas, donde tuvo que darme una clase de psicología a mí mismo para sacrificarme al máximo y hacer el peso’’, confesó Barthelemy (21-0, 12 KO) desde Las Vegas, donde reside. “En la segunda pelea contra Argenis Méndez tuvo que orinar como un loco, y en la última frente a Fernando Saucedo casi me muero de la deshidratación’’.

Poco después de la cita ante el argentino Saucedo en octubre pasado, Barthelemy se reunió con su equipo de trabajo y les comentó que ya le era imposible mantenerse en las 130 libras y que debía buscar la categoría superior.

De un lado se lo recomendaban sus médicos, del otro lo obligaba la propia FIB que exige un segundo pesaje el mismo día de las peleas, con la exigencia de que boxeador no debe pesar 10 libras más allá de la cifra establecida.

“Era la tormenta perfecta para tener un problema de salud de mantenerme en las 130 libras’’, reconoció Barthelemy. “Así que desde hace meses me vengo preparando en la división ligera y me siento más fuerte, seguro de mí mismo. La gente verá a un guerrero más fuerte en mi próxima presentación’’.

Afortunadamente, esa presentación tendrá lugar el jueves 26 de marzo en el Hialeah Park and Casino, como parte de una velada de la cadena ESPN2 y en la que también estarán presentes los pesados cubanos Yasmany Consuegra (16-0, 14 KO) y Robert Alvarez (4-0).

Todavía se desconoce el rival de Barthelemy para esa noche, pero su nuevo objetivo es lograr un segundo título en las 135 libras, donde imperan hombres como Mickey Bey, Jorge Linares y el también cubano Richard Abril.

Ah, y como si fuera poco, Yuriorkis Gamboa igualmente tiene como meta apoderarse de una de las fajas vigentes.

“Ser campeón en ninguna categoría es fácil, porque yo recuerdo cuánto me costó ganar el mío júnior ligero’’, afirmó Barthelemy. “Pero creo que poseo las herramientas para imponerme y volver a contar con una faja. Pelear en Hialeah, delante de mi pueblo, me dará un tremendo impulso’’.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios