Boxeo

El genio de la defensa contra el ataque sin fin

MANNY PACQUIAO y Floyd Mayweather Jr. (izq.) durante el pesaje en el MGM Grand de Las Vegas este viernes.
MANNY PACQUIAO y Floyd Mayweather Jr. (izq.) durante el pesaje en el MGM Grand de Las Vegas este viernes. Getty Images

Con muy pocos indiferentes, el mundo parece dividirse por estos días entre quienes ven ganador a Floyd Mayweather gracias a su genialidad defenvisa y esos que otorgan ventaja a la manera incesante de tirar golpes de Manny Pacquiao.

Este sábado y bajo la modalidad de Pago Por Ver, la pelea entre estos dos titanes en Las Vegas espera romper todos los récords posibles de compras, precios de boletos y patrocinios con cifras de miedo.

Pero la pregunta principal gira alrededor de lo que suceda encima del ring: ¿el choque vivirá a la altura de las expectativas o será un espectáculo aburrido? Mucho del futuro del boxeo depende de esta respuesta.

"Espero que sea una gran pelea'', expresó el legendario Sugar Ray Leonard, quien protagonizó peleas históricas contra Roberto Durán, Marvin Hagler y Tommy Hearns. "Son dos estilos que encajan muy bien y los aficionados y el deporte se merecen una noche inolvidable''.

De un lado está la muralla usualmente impenetrable que Mayweather (47-0, 26 KO) suele formar con su hombro izquierdo y sus codos, del otro el ataque voraz del filipino que suele disparar cerca de 70 golpes por asalto.

La clave para Mayweather será el movimiento de manos y piernas para evitar los impactos de Pacquiao, especialmente en los primeros rounds, pues a medida que avanza la pelea suele tomar el control y el ritmo de la acción, y prueba de ello son sus combates con Miguel Cotto y Marcos Maidana.

En el caso de Pacquiao se trata de aprovechar desde el primer minuto para presionar a su oponente, sin rounds de estudio, y tirando cuantos racimos de golpes sean posibles con el fin de que el combate no se extienda ni quede, en lo posible, en manos de los jueces.

"Manny es un gran guerrero, de eso no queda nuda, pero Floyd es muy inteligente'', apuntó Bernard Hopkins, el hombre más longevo que tuvo un título del mundo. "Si algo hace interesante este combate es lo parejo que es''.

Ver la pelea en España costará unos 15 euros, en Inglaterra 25 libras esterlinas, en Estados Unidos $100 y en docenas de países afortunados, como Filipinas y México, se pasará de manera abierta.

Posiblemente desde la primera pelea entre Muhammad Alí y Joe Frazier en el Garden ninguna otra pelea había despertado tanto interés, a pesar de que los implicados ya pasaron sus mejores momentos.

"No importa, porque siguen siendo las figuras cimeras del deporte'', explicó el conocido entrenador y ahora comentarista, Teddy Atlas. "Cuando tienes a los mejores libra por libra del mundo, pues el mundo se detiene''.

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios