Boxeo

‘Una noche así salva una vida y una carrera’, afirma contendor cubano tras ganar por nocaut

Yordenis Ugás celebra tras derrotar por nocaut en el séptimo asalto a Ray Robinson, en pelea celebrada el sábado 17 de febrero de 2018 en Las Vegas.
Yordenis Ugás celebra tras derrotar por nocaut en el séptimo asalto a Ray Robinson, en pelea celebrada el sábado 17 de febrero de 2018 en Las Vegas. Getty Images

En el fondo se podía escuchar el efecto del niño jugando en la habitación, las conversaciones y las risas de los amigos. Aunque las palabras de Yordenis Ugás llegaban por vía telefónica, uno advertía ese aire que suele rodear a los triunfos. Y el suyo había sido grande, el más grande de su carrera profesional.

Todavía no se habían apagado los ecos de su victoria por nocaut sobre Ray Robinson y Ugás sabía que esa pelea era una especie de redención que borraba todos los sacrificios y perdonaba los errores del pasado.

"Una noche así salva una vida y una carrera'', apuntó el cubano. "Alguna que otra vez tuve dudas sobre si aún habría algo de boxeo para mí, de boxeo al más alto nivel. Una victoria como esta justifica los esfuerzos, fortalece la mente y el deseo. Da un cambio a la forma de ver las cosas''.

Cuando la próxima semana se actualice el ranking de la Federación Internacional (FIB), Ugás debe aparecer en uno de los dos primeros puestos, que hasta el domingo se encontraban vacantes.

De facto, Ugás debe convertirse en el púgil de mayor rango y posibilidad para enfrentar al campeón del organismo Errol Spence Jr., quien es considerado uno de los mejores libra por libra del momento y hace un mes derrotó fácilmente por KO a Lamont Peterson.

"Si le preguntas a 10 personas, nueve te dirán que Spence Jr. me va a ganar, y no puedo decir nada en contra de eso, salvo que no me conocen bien'', agregó Ugás. "Yo me siento en la elite del peso, listo para el campeón o el que sea. Ya le envié un reto, ojalá que ahora se de esta pelea''.

Uno de los efectos del triunfo sobre Robinson es ese mismo factor de conocimiento. Pocos saben que:

-Tras más de dos años de ausencia se ha impuesto en cinco peleas consecutivas en un plazo de 12 meses.

-Durante ese plazo y de esas cinco peleas, Ugás combatió dos veces con una semana o menos de anticipación y en otras dos en menos de 50 días de conocer su fecha.

-Sus dos primeros rivales, Jamal James y Bryant Perrella eran jóvenes promesas con un récord combinado de 33-0, 22 KO antes de caer los dos por KO. Ugás era aquí claramente la víctima ideal.

-En su última pelea derrotó al favorito Thomas Dulorme -aceptó pelear con solo ocho días antes- por decisión en 10 asaltos, aunque sufrió el primer conteo de su carrera.

-Su mejor triunfo contra la adversidad: cuando su compañera y madre de su hijo, Alejandra Barahona, rebasó un cáncer de tiroides en el 2016.

Por el momento, Ugás va a descansar unos días antes de reintegrarse al programa de entrenamiento del profesor Ismael Salas, quien dirige ahora toda su atención a Rancés Barthelemy, otro cubano que busca hacer historia el 10 de marzo cuando enfrente a Kiryl Relikh.

Y luego a esperar por ese choque posible contra Spence Jr,

"Yo quería enviar un mensaje a todos los welters allá afuera'', recalcó Ugás. "Estoy listo para competir y vencer. Creo que lo logré, ahora solo espera respuesta en un futuro próximo, pero este presente lo estoy disfrutando al máximo''.

  Comentarios