Boxeo

El boxeador cubano Richard Abril defiende corona en Helsinki

El cubano Richard Abril durante la conferencia de prensa celebrada este martes en Helsinki, Finlandia.
El cubano Richard Abril durante la conferencia de prensa celebrada este martes en Helsinki, Finlandia.

Richard Abril se ha convertido en un enigma que este sábado defenderá, finalmente, una corona que lleva demasiado tiempo en reposo.

El campeón cubano de las 135 libras enfrentará en Helsinki el reto de Edis Tatli en su regreso al cuadrilátero desde que en marzo del 2013 derrotara al africano Sharif Bogere en Las Vegas para llevarse el cetro de la Asociación Mundial del Boxeo.

“Me siento perfecto en mi peso y estoy loco por ganar mi pelea y regresar a Miami para ver a mi niña que ya debe haber nacido’’, apuntó el martes el muchacho de Isla de Pinos en conferencia de prensa. “Estoy listo para defender mi título ante alguien como Tatli, que debe ser muy buen boxeador’’.

Lo de Tatli está por verse, pues revisando su hoja de servicios ninguno de sus oponentes resalta a la vista como alguien de consideración y lo único sobresaliente es que sale como el primer finlandés que va a una pelea por un campeonato del mundo desde 1952, cuando Olli Maeki cayó ante el legendario Davey Moore.

Pero más allá de cualquier consideración sobre la calidad de Tatli, no se puede olvidar que está en su patio, donde parece ser una celebridad local, y ha obligado al campeón a cruzar el Atlántico hasta muy cerca del Círculo Polar Artico.

Y es que cuando se trata de Abril nada es convencional.

Todavía es un misterio entender cómo ha mantenido su faja de la AMB, evitando defensas obligatorias, primero debido a problemas de salud emanados del choque contra Bogere, luego por negociaciones que fracasaron con diversos oponentes y luego por una disputa contractual con su antigua empresa, Dream Team Boxing.

“Es un milagro que no le hayan quitado el cetro o haberlo forzado a defenderlo mucho antes’’, apuntó una fuente de la industria. “La AMB ha sido muy permisiva en este caso, pero en el boxeo de hoy en día cualquier cosa es posible’’.

Por su propio testimonio, Abril ha comentado que realizó en diversos momentos de este largo período de anonimato entrenamientos en Isla de Pinos al lado de un antiguo entrenador de sus días de amateur.

El chico ha mantenido fuertes vínculos con su patria chica, a donde viaja con frecuencia para atender, entre otras cosas como estar cerca de familia y amigos, una cría de cerdos que es una suerte de empresa privada.

“He hecho preparación física en la Isla, porque tiene muchas lomas y he aprovechado para correr’’, reveló hace meses Abril, quien finalizó su preparación en Naples, al oeste de la Florida, donde reside actualmente y se encuentra su esposa, que el sábado espera traer al mundo a una bebé.

A pesar de todo, Abril tiene la posibilidad de relanzar su carrera en Helsinki y reclamar un pedazo de atención de lo que está sucediendo en su división, donde están vigentes otros campeones de nueva línea como Terence Crawford –el vencedor de Yuriorkis Gamboa-, Mickey Bey y Omar Figueroa.

Tal vez, de este modo, Abril deje de ser uno de los guerreros más enigmáticos del momento…lo que tampoco es que sea malo.

  Comentarios