Boxeo

Aún no ha lanzado un golpe en Las Vegas, pero Canelo Álvarez se lleva una victoria en Miami

Saúl “Canelo Álvarez posa durante una conferencia de prensa el 12 de septiembre de 2018 en Las Vegas.
Saúl “Canelo Álvarez posa durante una conferencia de prensa el 12 de septiembre de 2018 en Las Vegas. AP

Félix “Tutico’’ Zabala siempre insitió en que su demanda contra Saúl “El Canelo’’ Álvarez y Golden Boy Promotions estaba inspirada más en un principio moral que financiero, cuando una corte de Miami-Dade le otorgó en junio del 2016 un pago de $8.5 millones en compensación por daños.

Ahora ese principio sufrió un duro golpe cuando una corte de apelaciones determinó el miércoles que el boxeador no tiene que pagarle esa cantidad al promotor de raíces cubanas y cabeza de la empresa All Star Boxing Inc.

No significa que Canelo saldrá indemne de este proceso legal, porque el dictamen de la corte indica que el caso debe volver al juez inicial para fijar otra cantidad menor a pagar que puede ser fijada en una cantidad ínfima o todavía en millones.

La disposición en la corte de apelaciones encontró que la cantidad de $8.5 millones fue establecida sobre la base de “especulaciones’’, a pesar de las pruebas aportadas por el equipo legal de Zabala.

De acuerdo con documentos presentados en corte, el contrato entre Zabala Jr. y Álvarez databa de septiembre del 2008 con una duración de cuatro años, prorrogable si este se convertía en campeón mundial.

Zabala buscaba $27 millones en daños, más otros gastos ocasionados por la ruptura de su relación con Álvarez, quien es hoy uno de los reyes del Pago Por Ver y ha generado, según cálculos, más de $300 millones.

El campamento de Golden Boy y Álvarez basó su defensa en demostrar que Zabala Jr. falló en cumplir sus obligaciones como promotor y que ahora desea beneficiarse del gran momento que vive Álvarez como boxeador.

De hecho, el equipo de Álvarez y Golden Boy afirmó que Zabala Jr. no habría gastado más de $5,000 en la promoción del boxeador, negando la cifra ofrecida por el empresario de Miami de una inversión de $180,000.

El recurso legal, presentado desde enero del 2011, buscaba que se restituyera a Zabala Jr. no sólo el dinero que potencialmente dejó de percibir desde el momento en que el púgil pasó -tras nueve combates- a manos de la entidad dirigida por De La Hoya, sino que el propio Álvarez regresara con el empresario asentado en Miami.

La última pelea bajo esa bandera fue con Lanardo Tyner, en diciembre del 2009, momento en el cual Canelo abandonó su antigua promotora para irse con Golden Boy, bajo cuya divisa continuó su ascenso contra rivales de la talla de Austin Trout, Alfredo Angulo y Floyd Mayweather Jr., el cubano Erislandy Lara, Miguel Cotto y Gennady Golovkin.

  Comentarios