Boxeo

La belleza del estilo de un lado y la fuerza bruta del otro. Este choque promete mucho en los finales del 2018

OLEKSANDR USYK, titular unificado crucero (izq.) enfrenta este 10 de noviembre a Tony Bellew.
OLEKSANDR USYK, titular unificado crucero (izq.) enfrenta este 10 de noviembre a Tony Bellew. WBSS

Cuando Vasyl Lomachenko sumó su segundo título olímpico, el tremendo boxeador concentró todos los reflectores a su alrededor. Muy pocas luces quedaron entonces para el otro rey ucraniano en los Juegos de Londres 2012: Oleksandr Usyk.

Sin embargo, el rey unificado de la división crucero es tenido en tan alta estima, o al menos en un escalón muy cercano, al que muchos consideran el mejor púgil libra por libra del planeta, especialmente tras conquistar el trofeo Muhammad Alí en la primera edición de la Súper Serie Mundial.

Usyk, quien desplegó su inagotable arsenal ante Mairis Briedis y Murat Gassiev en ese torneo, vuelve al ring este sábado en Manchester (5 pm, DAZN) para enfrentar al inglés Tony Bellew, el favorito de casa, el hombre que retiró a David Haye.

Va a ser un choque donde el ucraniano podrá reafirmar esa mezcla justa entre habilidades y poder. Pocos poseen su capacidad para moverse en círculos y laterales, para lanzar golpes de todos los ángulos y posiciones. Encima del lienzo, Usyk (15-0, 11 KO) es un maestro que pinta una obra maestra.

Para ponerlo de una manera más clara, Usyk hace lo mismo que Lomachenko con unas cuantas libras de más, encandila y encanta en una danza macabra que va minando a sus oponentes. Todavía se recuerda al Gassiev vencedor del cubano Yunier Dorticós como un guerrero congelado ante el espectáculo de su rival.

Pero Bellew (30-2-1, 20 KO) no es un oponente cualquiera. Estamos hablando de un ex campeón mundial, alguien que brilló en la división ligero pesada, conquistó una faja en la crucero e incursionó con cierto éxito en la máxima. La experiencia y la pegada están de su parte.


A Bellew muchos le recordarán por su papel antagónico en la séptima entrega de la saga Rocky, Creed, pero quienes siguen el boxeo conocen de sus cualidades y su corazón. Es peligroso para Usyk, sobre todo, porque anunció que esta será la última pelea de su carrera.

De modo que Bellew buscará ponerle punto final de la manera mejor posible, con una sorpresa que le permita convertirse en su acto final en campeón unificado de los cruceros a costa de un boxeador que, él mismo lo ha reconocido, le supera en técnica.

Usyk, por su parte, espera sumar otra estrella a su rosario de triunfos y colocar su nombre en la lista de quienes aspiran a enfrentarse con el campeón pesado Anthony Joshua como parte de su plan para pasar a la categoría máxima.

De modo que este choque posee todos los ingredientes para ser uno de los mejores del 2018.

  Comentarios