Boxeo

¿Qué habrá visto García para retar a Spence, a pesar de la diferencia de peso y estatura?

Errol Spence Jr. vs Mikey García, ¿quién será devorado por la presión?

Algún día sabremos que le vio Mickey García a Errol Spence Jr. para invitarlo al ruedo. Porque no vamos a engañarnos. Tiene que haber percibido alguna grieta, una debilidad, algo…
Up Next
Algún día sabremos que le vio Mickey García a Errol Spence Jr. para invitarlo al ruedo. Porque no vamos a engañarnos. Tiene que haber percibido alguna grieta, una debilidad, algo…

Algún día sabremos que le vio Mickey García a Errol Spence Jr. para invitarlo al ruedo. Porque no vamos a engarñarnos. Si le retó no fue por obra y gracia de su orgullo de guerrero, dándose golpes de pecho. Tiene que haber percibido alguna grieta, una debilidad, algo…

García, quien enfrenta a Spence Jr. este sábado en Pago Por Ver desde el Cowboy Stadium en Dallas, es uno de los más inteligentes púgiles cuando se trata del lado del negocio, para no hablar ya de su inteligencia encima del cuadrilátero.

A una, otra. O una de la mano de la otra. En su mente, García debe haber estudiado una y otra vez el estilo de su oponente, los pros y los contras, cuánto sube y baja la balanza de los créditos financieros y deportivos. En eso no hay quién le gane.

Por una parte, García sabe que corre el riesgo de ser la última víctima en el largo camino de aquellos que subieron una o dos divisiones para caer de manera brutal, e incluso correr el riesgo de no ser nunca más el mismo de antes. Ahí están de botones de muestra Amir Khan (contra Canelo) y Kell Brook (contra Golovkin).

Pero sabe también que aquí el más presionado es Spence Jr. El hecho de ser un welter natural, de contar con mayor estatura y pegada, y de vanagloriarse de su inteligencia natural en el ring, hacen del estadounidense un ídolo que pudiera tener piez de barro, hasta ganando.

García es uno de los púgiles más económicos y precisos que se hayan visto. Apenas tira golpes por gusto, todo lo calcula, el impacto, la distancia. Spence Jr. combina con soltura, destroza defensas. Aquí chocan no solo dos gladiadores en la cúspide de su talento, sino dos mentes prodigiosas. Se viene una ajedrez de dolor.

Spence Jr., sin embargo, está obligado a ganar y dominar. La presión aumenta con cada hora, con cada pronóstico a su favor de aficionados y expertos. Manny Pacquio afirmó que asistirá para ver si puede medirse al campeón en una futura pelea de pago.

Hay demasiado en juego para Spence Jr. Una victoria a medias o cuestionada, habrá de arrebatarle el puesto en la lista de los mejores libra por libra del planeta y le sacaría de la conversación para futuros PPV.

Y hablando de PPV, vamos a ver cómo le va a esta pelea importante sin dudas, pero encima de aguas movediazas, porque en los tiempos que corren cuánta gente pagará los $75 para verla en un momento en que, salvo Mayweather, Pacquiao o Canelo, los otros eventos de pago han sido un fracaso. Y quisiera repetirlo, esta pelea es de las buenas.

  Comentarios