Boxeo

Un hilo de sangre se lleva la oportunidad de Kid Chocolate y el azteca Munguía sufre como nunca

Kid Chocolate se queda con las ganas

Una cortada en el rostro de Caleb Trux obliga a detener la pelea contra Kid Chocolate, provocando una decepción en los miles de aficionados que acudieron ver esta pelea en Minnesota. Para dos veteranos como estos, las noticias no son buenas.
Up Next
Una cortada en el rostro de Caleb Trux obliga a detener la pelea contra Kid Chocolate, provocando una decepción en los miles de aficionados que acudieron ver esta pelea en Minnesota. Para dos veteranos como estos, las noticias no son buenas.

La herida en el rostro de Caleb Truax fue tan profunda como hondo es el lugar donde han caído las esperanzas de este guerrero y Peter Quillin de tocar la gloria del ring una vez más antes del retiro.

Truax y el llamado Kid Chocolate peleaban el sábado en la noche un combate eliminatorio para convertirse en retador número uno de Caleb Plant, rey de la Federación Internacional en las 168 libras, pero el hilo de sangre se llevó esa posibilidad y dejó las carreras de ambos veteranos en el limbo.

“Realmente no me pasó nada, apenas sudé’’, comentó el cubanoamericano Quillin. “Este lunes vuelvo al gimnasio hasta ver quién me llama para volver al cuadrilátero. Siento mucho lo que sucedió’’.

Una mirada al video en el segundo asalto indica que fue Truax quien acercó peligrosamente su cabeza a la de Kid Chocolate, provocando un fuerte roce que abrió la piel encima del ojo derecho.

Desde ese instante, la sangre comenzó a manar profundamente en el rostro de Truax, quien comenzó a tener dificultades para ver los golpes de su oponente.

Una vez en la esquina, el doctor tomó la decisión correcta y detuvo la acción que fue decretada una “sin decisión’’, porque no habían pasado los rounds reglamentarios para ser considerada oficial la pelea e ir a las boletas de los jueces en busca de un ganador.

Aquí no ganó nadie.

NOCHE HISTORICA PARA LAS MUJERES

Claressa Shields prometió hacer historia y lo cumplió al imponerse por decisión unánime de los jueces a Christina Hammer y convertirse en campeona indiscutida del peso mediano.

La pelea fue catalogada como la más importante en la historia del boxeo femenino y Shields, una doble campeona olímpica, estuvo a la altura de las circunstancias, castigando a la kazaja de principio a fin y ofreciendo una clínica de golpeo.

De este modo, la estadounidense se une a un grupo reducido y selecto de campeones, hombres y mujeres, que han reunido los cuatro grandes títulos de una categoría.

MUNGUIA CON DUDAS

Increíblemente, un juez vio la pelea de Jaime Munguía empate y otros dos le concedieron la victoria, pero el mexicano retrocedió al dejar muchas dudas en su defensa titular de las 154 libras ante el irlandés Dennis Hogan.

Jaime Munguía pasa trabajo con el irlandés Hogan y exhibe problemas defensivos. Contra otro guerrero de poder enfrentaría muchas dificultades. Gana, pero necesita trabajar mucho.

Munguía demostró tener serios problemas –algo que no es nada nuevo- en su defensa y dejó que los golpes de Hogan llegaran sin problema a su rostro. Incluso en el 11no resultó estremecido por uno de ellos.

Delante de su público en Monterrey, el protegido de Oscar de la Hoya exhibió sus carencias ante un oponente menor, que no pega ni sellos. Si se le atraviesa alguien de más potencia, la historia pudiera ser muy diferente para Munguía.

  Comentarios