Boxeo

Después del robo y el dolor, este cubano busca la redención en otra guerra que será vista a nivel mundial

YORDENIS UGAS, junto al titular pesado Deontay Wilder. El cubano regresa al ring este 20 de julio contra Omar Figueroa.
YORDENIS UGAS, junto al titular pesado Deontay Wilder. El cubano regresa al ring este 20 de julio contra Omar Figueroa. Facebook

Le escamotearon un título del mundo, pero no la posibilidad de seguir brillando. Yordenis Ugás regresa al cuadrilátero este 20 de julio en una de las carteleras más esperadas a nivel internacional y ante un fuerte rival que habrá de exigirle al máximo.

El cubano subirá al ring del MGM Grand para medirse Omar Figueroa Jr., como parte de la velada de Pago Por Ver donde el filipino Manny Pacquiao retará al campeón de la Asociación Mundial del Boxeo Keith Thurman.

“Yordenis sigue en la élite de la división y eso lo confirma el hecho de que peleará en la cartelera más importante de la temporada’’, afirmó Luis De Cubas Jr., manager de Ugás. “Si él le gan a Figueroa, vuelve a situarse en la conversación para otro título del mundo’’.

Claramente, Ugás (23-4, 11 KO) no ha olvidado todavía su controversial derrota por decisión dividida el 9 de marzo en Carson, California, cuando Shawn Porter mantuvo la faja del Consejo Mundial del Boxeo en una cita donde muchos vieron ganar al cubano.

En varias publicaciones suyas en redes sociales, Ugás ha comentado del hecho que considera injusto, pero sin dejar de confiar en sus habilidades y proyecciones para alcanzar la cima de la división.

“Vamos a seguir intentándolo’’, escribió en su muro de Facebook Ugas. “Soy una persona religiosa y estoy agradecido como han pasado las cosas. Con todo lo que pasó no debía estar aquí, en esta posición, en la élite del deporte. Estamos metidos en una gran pelea, bien dura y competitiva contra un peleador invicto, campeón y en una gran noche de boxeo. Vamos a hacerlo’’.

Nacido en Texas de padres mexicanos, Figueroa Jr. (28-0-1, 19 KO) viene de derrotar por decisión unánime el 16 de febrero en Los Angeles a John Molina en un combate lleno de acción y, sin duda, propondrá mucho ante Ugás por el choque de estilos.

Sin embargo, su problema ha sido la inactividad. La pelea contra Molina era la primera en 19 meses y mucha de la responsabilidad recayó en el propio Figueroa, quien era dada a la fiesta constante y fue multado por manejar bajo la influencia del alcohol el 29 de enero del 2018.

Figueroa, quien en algún momento fue campeón mundial en las 130 libras, estaba preparándose para enfrentar a Adrien Broner, cuando una lesión en el brazo le impidió el regreso en ese momento, pero le llevó a un proceso de evaluación interior.

Ahora Figueroa y Ugás tienen mucho que probar y demostrar el 20 de julio.

“Todo el mundo sabe que Ugás no perdió contra Portar’’, agregó De Cubas Jr. “Esta es su oportunidad de seguir creciendo, de demostrarles a todos lo gran boxeador que es’’.

  Comentarios