Boxeo

Guerrero cubano vuelve a encontrar ruta a la reconquista de un título contra el hermano del Canelo

Erislandy Lara encontró una nueva avenida hacia un título mundial.

Cuando el cubano se enfrente a Ramón “Inocente” Alvarez el 31 de agosto lo hará por una faja interina de la Asociación Mundial (AMB) en ruta hacia un cetro que alguna vez fue suyo durante mucho tiempo.

Según el portal BoxingScene, de ganarle al hermano del Canelo Álvarez en la velada que tendrá lugar en Minneapolis, Lara se mediría entonces al ganador entre Michel Soro (33-2-1, 22KO) y Magomed Kurbanov (17-0, 11KO), quienes chocarán el 20 de julio en París por la faja “regular” de la AMB, un organismo que prodiga coronas a granel.

No se debe olvidar que Julian Williams es el “súper campeón” de la AMB, después de que venciera a Jarrett Hurd, quien a su vez había destronado a Lara en un combate que fue elegido el mejor del 2019 por la prensa especializada en boxeo.

Brian Castaño, quien también estuvo en un tremendo choque el pasado marzo contra Lara que finalizó en empate, perdió su título “regular’’ cuando no pudo llegar a un acuerdo para combatir contra Soro.

“Significa mucho, porque así tal vez se aproxime la revancha, si Dios quiere’’, comentó recientemente Lara, quien se refirió a su pelea de julio del 2014 contra el mexicano Saúl “Canelo’’ Álvarez, uno de los mejores boxeadores de los últimos tiempos y el rey de la taquilla. Aquel choque contra Canelo –ganado por el mexicano por decisión dividida- dejó una estela de controversia y no son pocos los que vieron ganar al cubano, entonces en su pico deportivo.

Unos meses más tarde, Lara (25-3-3, 14 KO) conquistó una faja de la Asociación Mundial en las 154 libras al superar a Ishe Smith y la mantuvo hasta cederla por un punto ante Hurd.

Canelo Álvarez, por su parte, ascendía en prominencia y hoy es la estrella de DAZN al firmar un pacto de $365 millones al enfrentarse a figuras cimeras como Gennady Golovkin –dos veces- y Daniel Jacobs.

Una revancha entre Canelo y Lara no sería algo cercano, porque el mexicano tiene la vista puesta en otros rivales de las 160 libras y hasta se habla de Sergey Kovalev en las 175, y luego, es lo que se presume, una tercera entrega con Golovkin dentro de los confines de DAZN.

Pero ver encima de un ring a Lara y uno de los Álvarez, en este caso Ramón (28-7-3, 16 KO), desempolvaría viejos recuerdos y atraería la atención del público, elementos que no son nada inocentes para vender una pelea por estos tiempos.

  Comentarios