Boxeo

Ni una ni dos, este campeón cubano podría sumar tres coronas del mundo en su próxima pelea

La apuesta no puede ser más alta para Yunier Dorticós. Si el cubano derrota a Mairis Briedis en la gran final de la Súper Serie Mundial de Boxeo, no solo habrá ganado el trofeo Muhammad Alí, sino algo todavía más significativo: una tercera faja mundial en el peso crucero.

Campeón de la Federación Internacional (FIB) tras su triunfo sobre Andrew Tabiti hace unas semans en Riga, Letonia, Dorticós intentará despojar de su faja de la de la Organización Mundial (OMB) a Briedis, muy posiblemente en el mismo lugar y en algún momento entre octubre y noviembre.

Pero el Consejo Mundial (CMB), uno de los organismos más respetados del deporte, informó que también estará en disputa la corona de esa entidad, lo cual suma un elemento de mucho interés al choque entre el Doctor del Nocaut y el ídolo de Riga.

Al vencedor de la Súper Serie solo le restaría medirse al titular de la Asociación Mundial (AMB), el ruso Denis Lebedev, para intentar convertirse en campeón unificado e indiscutido de las 200 libras, algo que alcanzó Alexander Usyk, cuando se coronó en la primera edición del torneo.

El ucraniano Usyk siguió la tradición de otro campeón indiscutido -poseedor de las cuatro fajas- como Evander Holyfield, quien tras limpiar la división ascendió al peso completo en busca de más glorias y mejores pagas.

Dorticós, en reciente entrevista con El Nuevo Herald, aseguró que su primer interés era imponerse en esta segunda edición de la Súper Serie y luego, en algún momento indeterminado, buscar una corona en la división máxima, donde ya campean los cubanos Luis Ortiz y Frank Sánchez.

Cabe recordar que el futuro campeón de tres coronas, deberá enfrentar entonces dentro de un plazo de 120 días a Krzysztof Glowacki, quien fue víctima de violaciones en su choque contra Briedis, de acuerdo con el dictamen del comité de campeonatos de la OMB.

Los codos de Briedis, apoyado por la incompetencia del árbitro Robert Byrd para nivelar el choque e impartir justicia de la manera correcta, mancharon una jornada que comenzó de la mejor manera posible con el triunfo de Dorticós con una de las derechas más potentes de los últimos tiempos.

“El Comité de Campeonatos de la OMB recomienda de manera fuerte que el ganador de la Súper Serie Mundial de Boxeo defienda su faja crucero contra Glowacki dentro de un plazo de 120 días al final de la competencia de dicho torneo’‘, explicó Luis Batista-Salas, presidente del Comité de Campeonatos del organismo.

Así que el mal hecho a Glowacki tendría algún tipo de reparación en el futuro próximo, pero lo primero es Dorticós-Briedis y esos tres cetros que pasarán a las manos del gran campeón.

  Comentarios