Boxeo

El fanático cubano se malacostumbró cuando tuvimos cinco campeones, dice joven boxeador

Jorge de Jesús Romero viene con partes nuevas en su boxeo. El cubano regresa al Hard Rock Event Center para una cartelera de este viernes en el Casino Seminole y su presencia se antoja como una especie de debut o renacimiento que nadie debe perderse.

El joven guerrero cubano (14-0, 10 KO) tendrá su primer choque desde que cambiara de equipo de trabajo y pasara a disposición de Mundo Boxing y el profesor Pedro Díaz, quien suele atender los detalles por más mínimos que sean para sacar el máximo de sus boxeadores.

Romero se mide en las 122 libras al húngaro Szilveszter Kanalas (14-8, 9 KO), luego de varios meses de preparación y en silencio, acopiendo fuerzas y conocimientos con el deseo de propiciar la explosión definitiva que lo impulse hacia un momento superior en su carrera.

¿Cómo te has preparado para este viernes?

“Todos saben que hace poco cambié de equipo de trabajo y estamos muy contentos. Me tardé un poco para volver al ring, ustedes saben que me gusta pelear a menudo, pero necesitábamos una buena preparación para enfrentar a este húngaro que peleó por un título europeo’‘.

¿Qué tal la experiencia con el equipo de Mundo Boxing?

“Excelente, hemos tenido muy buen campamento. De hecho tuvimos un buen sparring con Juan Carlos Payano que me ayudó muchísimo y siento que estoy listo para este y todos los retos que vengan en lo adelante’‘.

Tenías un gran entrenador y ahora estás en manos de otro.

“Mundo Boxing es una familia, compuesta por varios entrenadores. Pedro Díaz es como el director de orquesta, pero también está Pedro Díaz Jr. que se encarga de las pesas, Yordanis Despaigne que posee mucha experiencia. De modo que este equipo es muy completo’‘.

¿Sientes el cambio en tu físico y tu mente?

“Definitivamente, pero ahora hablar por hablar no tiene sentido. Lo vamos a mostrar este viernes, donde todos podrán ver lo que he estado haciendo y he sido capaz de asimilar, gracias a todo el nuevo plan. Que nadie se pierda esta pelea’‘.

¿Vas a sacrificar ahora cantidad por calidad?

“A medida que uno crece los oponentes se vuelven más difíciles. Pelear todos los meses hace que pierda fuerza, porque no hago nunca un campamento completo. Pero quisiera terminar este 2019 con al menos seis peleas, lo cual todavía es mucho’‘.

Seis peleas más...¿entonces el 2020 es la fecha del gran despegue?

“Quisiera que esta misma temporada lograr algún tipo de título regional, que me ubique en las clasificaciones y me permita comenzar a ver las cosas desde otra perspectiva’‘.

¿Cómo ves el momento del boxeo cubano?

“Muy bueno. Tuvimos algo de baja hace unos meses atrás, pero tenemos a Erislanda Lara, Guillermo Rigondeaux va a discutir un título, Yordenis Ugás va a una pelea importante, Yuniel Dorticós ya es campeón del mundo. Somos muy poquitos y a veces somos muy exigentes con los cubanos’‘.

Sobre todo exige el fanático cubano.

“Sin dudas, y está bien que exijan, pero somos un círculo muy chiquito de boxeadores. No somos tanto y creo que bastante hemos logrado. Todos saben los impedimentos para que los cubanos pelean como profesionales. Es muy complejo ser campeón mundial en estos momentos’‘.

En un momento tuvimos cinco campeones.

“Nos malacostumbramos y pensamos que eso iba a ser para siempre. Somos menos de 100 boxeadores cubanos en el mundo profesional y estamos haciendo lo mejor que podemos’‘.

  Comentarios