Boxeo

Este cubano quiere una respuesta de su rival. O hay revancha pronto o sube de peso

Rances Barthelemy al parecer Robert Easter no quiere la revancha

Rancés Barthelemy quiere una respuesta rápida de parte de Robert Easter Jr. sobre una revancha que el estadounidense no está muy seguro de ofrecer. Los próximos días serán cruciales para definir la segunda mitad del 2019.
Up Next
Rancés Barthelemy quiere una respuesta rápida de parte de Robert Easter Jr. sobre una revancha que el estadounidense no está muy seguro de ofrecer. Los próximos días serán cruciales para definir la segunda mitad del 2019.

Rancés Barthelemy va a esperar un poco más, pero no mucho. El guerrero cubano quiere una respuesta rápida de parte de Robert Eastar Jr. sobre una revancha que el estadounidense no está muy seguro de ofrecer. Los próximos días serán cruciales para definir la segunda mitad del 2019.

El pasado abril en Las Vegas, Barthelemy y Easter Jr. pactaron un empate que dejó a muchos insatisfechos, pero sobre todo al habanero que creyó haber hecho lo suficiente para ganar el encuentro por una faja vacante de la Asociación Mundial (AMB) en el peso ligero.

“Ya no vale la pena hablar de lo que pasó, aunque creo que merecía la victoria’‘, expresó Barthelemy, de visita relámpago en Miami. “Ahora solo quiero que él me de una respuesta para saber a qué atenerme. Yo no tengo ningún problema en volver a enfrentarlo, pero no estoy seguro de que él piense igual’‘.

Si la respuesta de Easter Jr. es negativa, Barthelemy ascendería de manera inmediata a la división superior, pues lo único que le mantiene en 135 libras son la pelea contra Easter y la posibilidad de conquistar la faja aún en disputa.

Easter Jr. era el rey de la Federación Internacional en el peso ligero, pero perdió su posición al caer en julio del 2018 ante Mikey García, quien luego decidió subir de división para medirse a Errol Spence.

De confirmarse su ascenso, sería la segunda ocasión en que Barthelemy pelearía en la ligero welter, división en la cual campeón en el 2017 y el 2018 en busca de su tercera faja del orbe ante Kiryl Relickh.

Contra el bielorruso finalizó con balance de una victoria y una derrota, pero no pudo apoderarse de un cinturón que lo hubiera convertido en el primer cubano de la historia con títulos en tres divisiones diferentes.

“No he olvidado ese deseo de hacer historia, es algo que tengo aún en la mente’‘, agregó Barthelemy, quien entrena en Las Vegas bajo las órdenes de Joel Casamayor. “Más allá de volver o no a ser campeón en 135, sigo teniendo la vista puesta en las 140 libras’‘.

Lo único que es seguro para Barthelemy es que regresará al ring antes de que finalice el 2019 y que espera combatir al menos un par de veces más en la próxima temporada.

“Ya no soy un chico y se lo he dicho a mi equipo de trabajo, que ya no puedo perder el tiempo’‘, recalcó el hermano de Yan y Leduán. “Quiero hacer muchas cosas más antes de irme de este deporte. Me queda mucho por delante’‘.

  Comentarios