Boxeo

Después de la tormenta, llega la luz al final del túnel para guerrero cubano en forma de torneo

Después de la borrasca mediática, llega la tormenta real para Hairon Socarrás. El cubano será uno de los animadores del torneo Golden Contract que comenzará en octubre a nivel internacional impulsado por la compañía MTK Global, una de las más poderosas en el boxeo.

Junto con un grupo de siete plumas, Socarrás formará parte de una de las llaves -será transmitida por ESPN - de la competencia, que también se desarrollará en las divisiones ligera y ligero pesada, siguiendo de cierta manera la pauta de la Súper Serie Mundial del Boxeo.

“Estoy muy feliz de formar parte de este torneo que puede abrirme muchas puertas’’, comentó Socarrás. “Ya todo está listo y puedo decir que soy parte del Contrato Dorado y no tengo duda alguna que cuento con lo necesario para ganar este evento donde se han reportado grandes guerreros’’.

De acuerdo con fuentes del equipo de Socarrás, la primera pelea tendrá lugar el 19 de octubre en algún sitio del Reino Unido de Gran Bretaña, y luego vendrían dos combates más para definir el campeón que saldría fortalecido y con una buena hoja de servicios, dada la calidad reunida.

Todavía se desconoce quién sería el rival inicial de Socarrás, pues eso se determinaría más adelante en un sorteo, pero entre el grupo de potenciales oponentes sobresale una figura conocida por el público local: Jazza Dickens, el hombre que enfrentara y cayera por nocaut en Irlanda ante Guillermo Rigondeaux.

Además, se encuentran campeones europeos de las 126 libras como Davey Oliver Joyce y Tyrone McCullagh, así como el titular británico Ryan Walsh, y el rey de la Commonwealth Leigh Wood.

“Este será un torneo durísimo que tendrá lugar las más de las veces en Europa, pero estamos listos para conquistarlo’’, apuntó Jorge Rubio, entrenador de Socarrás. “Estábamos preparándonos a baja intensidad, pero ya con la confimación del evento, aceleraremos el paso’‘.

Para el habanero la noticía no podía llegar en mejor momento, a raíz de la caída de su pelea contra Shakur Stevenson y las críticas de quienes no aceptaron los motivos de falta de pruebas antidopaje previo al combate, aunque Socarrás y su equipo no se arrepienten de ese paso.

Socarrás, quien sigue ranqueado en el séptimo puesto de la clasificación de la AMB, espera que esta nueva ruta le permita llegar a la disputa de un título del mundo en un peso repleto de talento.

“Todo lo negativo ha quedado atrás’’, agregó el cubano. “Me siento entusiasmado y comprometido con este torneo y sé que será el vehículo perfecto para lograr mis sueños de convertirme en campeón mundial’’.

  Comentarios