Boxeo

¿Quién dice que los cubanos no venden? Erislandy Lara supera en teleaudiencia a sus últimas dos peleas y bajo fuerte competencia

Erislandy Lara en el cara a cara con Ramón Alvarez, quien no da el peso

Cuando Erislandy Lara subió a la báscula, todos esperaron por Ramón Alvarez. Sin embargo, el hermano del Canelo estaba haciendo esfuerzos por dar el límite de las 154 libras.
Up Next
Cuando Erislandy Lara subió a la báscula, todos esperaron por Ramón Alvarez. Sin embargo, el hermano del Canelo estaba haciendo esfuerzos por dar el límite de las 154 libras.

Para los tiempos que corren y la fuerte competencia entre televisión y los servicios de streaming en la internet, la cartelera de fuerte acento cubano en Minneapolis el pasado sábado tuvo buenos números al promediar 1,492,000 espectadores, según datos revelados por Nielsen Media Research.

El programa que vio coronarse campeón nuevamente a Erislandy Lara sobre Ramón Álvarez, hermano del Canelo, contó también en la porción televisiva con el prometedor pesado Frank Sánchez y fuera de la pantalla chica al novato David Morell y a Joahnys Argilagos.

Lara, que demolió al Inocente Álvarez en dos asaltos para conquistar un cinturón secundario de la Asociación Mundial del Boxeo, sumó buenos números por las cadenas de FOX y FOX Deportes que deben servir de aliento a Premier Boxing Champions, promotora del guerrero de Guantánamo.

Con estos números del sábado, Lara superó la cifra de 521,000 espectadores del combate contra Jarrett Hurd en Showtime -elegido el mejor del 2018- y a los 530,000 que sintonizaron la pelea, igualmente llena de acción, ante el argentino Brian Castaño en la misma pantalla.

Como si fuera poco, 951,000 personas presenciaron el triunfo de Sánchez sobre el puertorriqueño Víctor Bisbal y conocieron un poco mejor a este joven que forma parte de la nueva ola que intenta apoderarse de la categoría máxima.

El combate del 2014 entre Lara y el Canelo Álvarez generó una cifra de 300,000 compras de abonos en la modalidad de Pago Por Ver por Showtime gracias a un choque del que todavía se habla por lo cerrado que el mexicano ganó por decisión dividida en Las Vegas.

Esos números de Lara-Inocente se ven mejor a la luz de que el combate sucedió exactamente a la misma hora de uno de los juegos de football universitario más esperados de la temporada: Auburn vs. Oregon, presenciado por 6,863,000 espectadores.

  Comentarios