Boxeo

Peligrosa y estúpida, así trataron de pasar por encima del King Kong en su revancha contra Wilder

Luis Ortiz vs Wilder y la mano larga de Bob Arum

Bob Arum trató de convener a Al Haymon de sacar a Deontay Wilder de su compromiso con Luis Ortiz. A sus 87 años, el jerarca de la promotora Top Rank lo cuenta todo sin filtros, porque ya está de vuelta con una posición cimentada en el boxeo.
Up Next
Bob Arum trató de convener a Al Haymon de sacar a Deontay Wilder de su compromiso con Luis Ortiz. A sus 87 años, el jerarca de la promotora Top Rank lo cuenta todo sin filtros, porque ya está de vuelta con una posición cimentada en el boxeo.

Bob Arum trató de convener a Al Haymon de sacar a Deontay Wilder de su compromiso con Luis Ortiz. A sus 87 años, el jerarca de la promotora Top Rank lo cuenta todo sin filtros, porque ya está de vuelta de todo y de todos, con una posición cimentada en el boxeo.

De acuerdo con una entrevista publicada em Boxingscene.com, Arum y el reclusivo Haymon, jefe de Premier Boxing Champions, pusieron a un lado sus diferencias y se reunieron para discutir la posibilidad de la revancha directa entre Wilder y Tyson Fury, así como una potencial pelea entre Errol Spence Jr. y Terence Crawford.

A Arum le preocupa que Wilder (41-0-1, 40 KO) se meta en aguas profundas con el retador cubano, como ya sucedió en el 2018, cuando el campeón estuvo a punto de perder su corona antes de recuperarse para vencer por nocaut al King Kong en un choque aclamado por críticos y aficionados.

“Es muy peligrosa [esa pelea]’‘, comentó en Las Vegas Arum al sitio de boxeo. “Es estúpida, pero Al no tenía más remedio. Tenía que hacerlo. Conversamos de salir de esa pelea y hacer Fury y Wilder aquí. Y Al no pudo salirse de esa pelea, porque a Ortiz le habían ofrecido la pelea contra Joshua, y por eso le prometió a él su revancha contra Wilder’‘.

Según reportes de prensa, a Ortiz (31-1, 26 KO, 2 NC) se le habrían ofrecido entre $5 a $7 millones para medirse contra Anthony Joshua antes de que Andy Ruiz, otro cliente de Haymon, ocupara el puesto de rival del campeón británico y produjera una de las grandes sorpresas en la historia del boxeo.

En ese momento muchos no entendieron la negativa del campamento de Ortiz, pero ya el cubano estaba comprometido a la revancha contra Wilder, en la cual debe ganar una buena suma de dinero más un porcentaje del Pago Por Ver que debe llegar por la pantalla de Showtime.

De modo que Arum contemplará el choque de noviembre -todavía no está le fecha oficial- entre Ortiz y Wilder con los dedos cruzados para que no se caiga la mega batalla del Bombardero de Bronce con Fury, quien este sábado enfrenta un reto muchísmo menor en Otto Wallin.

  Comentarios