Boxeo

Desde que fuera campeón olímpico este cubano no peleaba en 118 libras. Ahora busca hacer historia en ese peso

Guillermo Rigondeaux intentará convertirse en el tercer cubano que gana títulos profesionales en dos divisiones, cuando se haga oficial su combate del 7 de diciembre contra Liborio Solís por la faja “regular’’ de las 118 libras, vía Asociación Mundial del Boxeo.

Será la primera vez que Rigondeaux (19-1, 13KO) baje al peso gallo desde que ganara sus dos cetros olímpicos en esa categoría, porque toda su carrera en el pugilismo de paga se ha desarrollado en las 122, sin contar la subida de dos pesos para enfrentar a Vasyl Lomachenko.

De acuerdo con el sitio Boxingscene, la pelea entre el venezolano Solís y Rigondeaux no se ha hecho oficial, porque la faja “regular’’ de la categoría está poder del japonés Naoya Inoue, lo que podría cambiar el 7 de noviembre en la final de la Súper Serie Mundial del Boxeo.

En esa fecha Inoue intentará vencer al filipino Nonito Donaire, quien es el “súper campeón’’ de la AMB, lo cual dejaría vacante la corona “regular’’ que sería concedida entonces al ganador entre Rigondeaux y Solís en una cartelera de Premier Boxing Champions que tendría como protagonista a Jermall Charlo contra Dennis Hogan.

Después de una decorada carrera amateur con récord de 463-12, Rigondeaux pasó al boxeo profesional y se convirtió en campeón interino súper gallo en su séptimo combate antes de erigirse en rey de la categoría en su novena presentación.

Su gran momento fue el triunfo sobre Donaire que le permitió obtener dos de las cuatro coronas de las 122 libras, pero luego de ese inolvidable éxito llegaron problemas de inactvidad que lastraron su trayectoria.

Tras perder con Lomachenko, Rigondeaux firmó bajo la bandera de PBC y ha efectuado dos peleas que le acercaron a retar al campeón del Consejo Mundial Rey Vargas, pero nada apunta a que el mexicano estaría interesado en un choque contra el peligroso cubano, a pesar de sus 39 años.

Solís, por su parte, conquistó un cinturón en las 115 libras, pero luego no ha podido conseguir un pedazo del título en las 118, de modo que su cita contra Rigondeaux sería su cuarta oportunidad de coronarse.

De ganar, Rigondeaux seguiría los pasos de Joel Casamayor y Rancés Barthelemy como los únicos cubanos en sumar títulos en divisiones diferentes.

  Comentarios