Boxeo

Cubano Socarrás busca dejar de ser promesa y convertirse en realidad

Hairon Socarras (der.) peleará con el mexicano Jesús Galicia el viernes 12 de diciembre en Alicante, España.
Hairon Socarras (der.) peleará con el mexicano Jesús Galicia el viernes 12 de diciembre en Alicante, España. El Nuevo Herald

Hairon Socarrás (13-0-1, 9 KO) tiene la misma cara de niño de la primera entrevista, pero el guerrero cubano ya ha vivido de todo en el boxeo y espera demostrarlo este viernes en Alicante, España.

El chico se medirá por el título latino súper gallo del Consejo Mundial (CMB) contra el mexicano Jesús Galicia (13-7, 8 KO), quien en su última pelea venció al también azteca, Oscar González, un hombre que luego fallecería al ser trasladado a un hospital al final de una velada en abril.

De modo que no es poca cosa lo que le espera a Socarrás, pero sí grande la recompensa de vencer y convencer en el Viejo Continente.

¿Qué significa este combate en España?

“La veo como una oportunidad que se me está abriendo y espero aprovecharla al máximo. Se me ha dicho que pueden haber representantes de grandes promotoras europeas para ver mi actuación y no espero decepcionar a nadie’’.

¿Has visto bien a tu rival mexicano?

“Es un hombre de experiencia, que como buen representante de su país viene siempre adelante a tirar golpes, pero nada más. No creo que tengo un plan B o sepa adaptarse a medida que avance la pelea. Con mi entrenador Jorge hemos preparado varias cosas para sorprenderlo’’.

Pero ese boxeo de tirar y tirar hacia delante les ha dado mucho éxito y es algo que, según algunos, les ha faltado a los cubanos.

“Sí, pero al final no trae nada nuevo y su estilo es de los perfectos para caer en una trampa. Sabes que nunca le he dicho que no a ningún reto y cuando se trata de tirar, tiro, pero siempre con inteligencia. Puedo adaptarme a lo que sea’’.

Tienes solo 21 años, pero parece que llevarás un mundo en el boxeo, ¿cómo calificas este momento de tu carrera?

“Me siento mejor que nunca, en un punto donde cuento con un buen equipo de trabajo, un tremendo entrenador que se preocupa por mí, gente que me apoya y me quiere, y sobre todo la juventud y el sabor que lo mejor está por llegar’’.

Descríbeme, ¿cómo te visualizas a los 24?

“No quiero que suene a frase hueca, pero me veo como campeón del mundo, si Dios me lo permite, aunque en las 126 libras. Un poco más viejo, pero todavía con un mundo por delante’’.

Por tu edad eres parte del relevo de los Rigondeaux, los Gamboa, los Lara, ¿estás listo para tomar el testigo?

“¡Qué responsabilidad, no! Creo que me estoy preparando para eso, para que cuando esos grandes que mencionas no estén, y ojalá nos duren mucho, para poder seguir con la tradición del boxeo cubano’’.

  Comentarios