Boxeo

Poder de Haymon crece entre boxeadores cubanos

AL HAYMON (c) rodeado del estelar Floyd Mayweather (d) y Andre Berto en una cartelera en Cincinnati el 26 de noviembre del 2011.
AL HAYMON (c) rodeado del estelar Floyd Mayweather (d) y Andre Berto en una cartelera en Cincinnati el 26 de noviembre del 2011. NYT

El panorama del boxeo se está asomando a un cambio impresionante y del que se desconocen sus repercusiones a largo plazo, con la emergencia de Al Haymon como la figura más importante en el deporte.

Mientras los tentáculos del famoso y controversial “consejero’’ se extienden por todos los rincones y gimnasios, el grupo de boxeadores cubanos tampoco ha sido inmune a la influencia de un empresario del que todos hablan, pero pocos en realidad conocen.

Erislandy Lara, Rancés Barthelemy, Yasmany Consuegra, Judel Johnson, Humberto Savigne y el cubanoamericano Peter Quillin ya están asociados a su establo de peleadores y se espera que otros cubanos más se unan antes de que finalice el año.

“Con Haymon los boxeadores tienen aseguradas bolsas de respeto y fechas para exhibir su talento’’, expresó Luis De Cubas padre, quien está asociado al consejero a través de la compañía Warriors. “Si yo fuera boxeador, también me gustaría tener negocios con él’’.

Se estima que la cantidad de guerreros bajo su manto se acerca a los 200, luego de que la ruptura de Golden Boy con su ex ejecutivo Richard Schaeffer, y la solución de una disputa legal que le dejó millones a Oscar de la Hoya, pero sin muchos de sus mejores figuras.

Como parte del acuerdo, nombres como los de Danny García, Marcos Maidana, Keith Thurman, Lamont Peterson, Adrian Broner, Daniel Jacobs, Abner Mares, Andre Berto, Víctor Ortiz, Shawn Porter, Robert Guerrero y Deontay Wilder, quien el próximo 17 de enero retará por el título del mundo pesado a Bermane Stiverne.

Para penetrar el mercado latino, Haymon ha utilizado los servicios de Luis de Cubas hijo, quien representa directamente a hombres como Lara y Guerrero, y fue el artífice de que, tras el rompimiento de la empresa de Mike Tyson, Iron Mike Productions, la mayoría de sus representados se pasara a su lado.

Sin embargo, no todos están contentos con el poder que va acumulando Haymon.

“Todos los monopolios son malos y hay que tenerlos en la mirilla, y eso es algo que sucede en todos los órdenes de la vida, en la economía y la política’’, observó José Pérez, representante de Arena Box en Estados Unidos. “Haymon va a poder manipular carteleras, muchas peleas no van a ser las mejores. Repito, los monopolios son malos’’.

Un ejemplo de ello puede ser la fallida pelea entre Sergey Kovalev y Adonis Stevenson, que se vino abajo cuando Haymon le “orientó’’ al haitiano-canadiense abandonar la cadena HBO y no enfrentar al ruso.

Otra muestra de pelea que nunca vio la luz del ring: Quillin contra Mat Korovov, mientras que algunos de sus mejores exponentes como Leo Santa Cruz, Broner y García combatieron en el 2014 contra rivales de tercera categoría.

Recientemente, en la última edición del programa Fight Plan, de HBO, el conocido comentarista de boxeo, Jim Lampley, criticó duramente a Haymon por su capacidad para diseñar peleas de poca importancia y riesgo, en detrimento de los aficionados y el deporte en sí.

Más allá del alto puñado de fechas que posee en SHOWTIME, Haymon acaba de cerrar un pacto de múltiples veladas –casi todas- en programas que tendrán lugar en las cadenas NBC y NBC Sports que serán anunciados con bombos y platillos en Nueva York

Lo cierto es que el misterioso consejero, quien comenzó su carrera en los negocios como manager de figuras del espectáculo en los 80 y se abrió paso en el boxeo junto a Floyd Maywheater Jr, poco a poco ha ido acaparando una cifra importante de boxeadores y fechas de televisión que preocupa a todos aquellos que no están relacionados con su imperio.

“No hay que tenerle miedo a eso, porque lo importante es que los boxeadores pelean y ganan su plata, y al final eso es el boxeo’’, apuntó Henry Rivalta, empresario muy conocido en Miami, cuyos boxeadores acaban de firmar pactos con Haymon. “Creo que este 2015 va a resultar mejor en todos los órdenes, con más boxeo, con más negocios. Haymon es el presente y posiblemente el futuro del deporte’’.

  Comentarios