Boxeo

Campeón olímpico cubano busca relanzar su carrera en México

YAN BARTHELEMY en su pelea contra Jorge Díaz en cartelera celebrada el 10 de octubre del 2009 en Nueva York.
YAN BARTHELEMY en su pelea contra Jorge Díaz en cartelera celebrada el 10 de octubre del 2009 en Nueva York. El Nuevo Herald

A Yan Barthelemy le gusta decir que un hombre no se mide por sus caídas sino por la manera en que “se levanta de su adversidad’’, y ahora más que nunca debe hacer valedera esta frase.

Luego de muchos intentos fallidos de volver a los cuadriláteros, el cubano se sacudirá de casi tres años de ausencia para combatir este miércoles en Monterrey, México, contra Esnar Bobadilla en la división de las 118 libras.

Ahora en Las Vegas y entrenado por Roberto Norris, Barthelemy pasará a la historia como uno de los boxeadores que llegara de la isla con mayor pedigrí y que, desafortunadamente, no cumpliera las expectativas que se tenían de él.

Por motivos propios y ajenos, Barthelemy se fue quedando atrás de Yuriorkis Gamboa y hasta de Odlanier Solís, luego de que los tres escaparan en el 2006 de una delegación que se preparaba en Venezuela para los Panamericanos de Río de Janeiro.

Los tres habían sido campeones olímpicos en Atenas 2004, donde Barthelemy dejó en su camino hacia la medalla dorada al actual niño lindo de Top Rank, el chino Zou Shiming, y eran favoritos para repetir en Pekín 2008.

Pero si Gamboa ha tenido al menos dos títulos profesionales y Solís tuvo su oportunidad de retar al campeón de su peso, Barthelemy nunca pudo despegar y hoy muchos dudan de que pueda hacerlo, a los 35 años.

Su primer revés se produjo ante el desconocido Ernie Márquez en el 2008, pero fue su segundo fracaso unos meses después en el Madison Square Garden frente a Jorge Díaz, un nocaut de miedo en el sexto asalto que dejó tendido al cubano durante varios minutos, el que puso un signo de interrogación bien grande en su carrera.

Barthelemy continuó combatiendo con suerte desigual, pero no subía al ring desde su derrota contra Sahib Usarov en febrero del 2012 y se desconoce que tipo de boxeador se verá este miércoles en la sala de espectáculos El Jefe, en Monterrey.

En otras circunstancias la pelea contra el tapatío Bobadilla no debería representar un obstáculo para un hombre de tanta experiencia, pero el combate de seis asaltos aparece como la prueba definitiva que pudiera ser el último intento de Barthelemy de levantarse…al menos en el boxeo.

  Comentarios