Fútbol

Real Madrid invoca su espíritu ante la Juve en la final de la Champions

El Real Madrid podría repetir este once, que jugó contra el Atlético el 2 de mayo, en la final de la Champions contra la Juve el 3 de junio.
El Real Madrid podría repetir este once, que jugó contra el Atlético el 2 de mayo, en la final de la Champions contra la Juve el 3 de junio. AP

Los reflectores del fútbol mundial se han instalado esta semana en la ciudad galesa de Cardiff, donde este sábado se disputará algo que más que un partido de fútbol, la final de la Liga de Campeones de Europa.

Real Madrid y Juventus de Turín se dejarán la piel en la cancha del National Stadium este 3 de junio a partir de las 2:45 p.m. en un partido con pronóstico reservado.

El equipo de Zinadine Zidane luchará con todas sus fuerzas para llevarse su segunda Champions consecutiva, algo que ningún otro ha conseguido en la era moderna, para conquistar así su tercera ‘Orejona’ en cuatro años.

 

El Madrid sale como ligero favorito, pero no se fía y hace bien. Sabe mejor que ninguno que la Juve tiene suficientes armas para imponerse.

Por eso invoca a su espíritu de lucha para ganar la final.

“Ojalá podamos hacer un partido como lo estamos planeando y que podamos brindar esa copa a todos los madridistas”, comentó el capitán Sergio Ramos. “Lo mejor de la Juve es el colectivo. Va a ser un partido duro contra un grandísimo rival y por encima del respeto que se tiene hay que dejarse el alma para intentar ganar”.

 

El equipo de Turín ya lo dejó eliminado de la final de la Champions y este año con algunas incorporaciones luce mucho mejor.

Su juego está muy lejos de ser rácano, defensivo, torpe. Si bien es un clásico equipo italiano, con su típico catenaccio, una vez recuperado el balón, tocan muy bien y saben finalizar las jugadas, convirtiéndose en un once con mucho peligro.

Esta Juve no tiene fisuras en sus líneas y su defensa es prácticamente inexpugnable. Bufón es todo un seguro y el tándem Bonucci y Chiellini es tal vez el mejor del mundo. Un renovado Dani Alves por derecha y el Alex Sandro por la izquierda cierran el candado defensivo.

 

Khedira y Pjanic se complementan en el medio campo formando un doble pivote muy efectivo, aunque al mismo tiempo es su mayor debilidad. Tal vez por eso es muy probable que aparezca el colombiano Cuadrado para echarle una mano.

Delante estará libre Dybala, su mejor hombre y mayor amenaza para los blancos, un Mandzukic bueno para todo y el incombustible Pipa Higuaín para intentar hacer los goles.

Desde el banco pudieran salir el central Barzagli y el volante Marchisio, quienes también pudieran saltar a la cancha desde el mismo inicio.

 

“Es un equipo sólido. Nada va a cambiar jueguen con tres o cuatro centrales”, señaló Zidane. “Lo que me interesa a mí es lo que vamos a hacer para hacerle daño”.

La Juventus tendrá enfrente un Madrid ávido de triunfo, que aparcó su fiesta para celebrar el doblete, y que liderado por Cristiano Ronaldo tiene sobre todo mucho más poder ofensivo.

“El día del partido va a haber muchos nervios y prefiero no pensar mucho en la final”, dijo Ronaldo en estado puro. “Demasiada humildad no es buena, tenemos que probar nuestro carácter y quién es el mejor”.

 

“Ellos son un excelente equipo, pero nosotros también. Tengo la sensación de que vamos a jugar un gran partido y vamos a ganar”, anadió CR7.

Para ganar tendrá que salir enchufado desde el pitazo inicial y mantenerse así los 90 minutos, sabedor que si a su calidad técnica le suma la misma intensidad que su rival, la balanza debería inclinarse a su lado., aunque ya se sabe que en fútbol no basta con dominar y crear más ocasiones, sino en meterla.

Carvajal parece llegar a tiempo, por lo que deberá alinear con el tradicional Keylor; Carcajal, Varane, Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos; Cristiano, Benzema e Isco; si Isco que llega más en forma que Bale, quien pudiera ser en suplente de lujo en su propia casa, tras superar su n-ésima lesión en el sóleo.

Nacho, James, Asencio y Morata se perfilan como sustitutos si es que la ocasión lo amerita.

En el papel el Madrid es superior y tal vez en la cancha lo sea, pero eso tiene que traducirlo a goles y estar muy atentos, pues la Vieja Señora tiene sus artes ocultas.

Una cosa es cierta, este sábado se paraliza medio mundo y el fútbol se convierte en el rey. Las peñas estaran listas para vivir la pasión del encuentro y Miami no será la excepción.

La Juventus va por el triplete y el Madrid por la Duodécima, como bonito colofón para una temporada de ensueño.

Siga a Pedro J. González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios