Fútbol

Zidane y el Madrid le da un súper repaso a Mou y su Manchester

El entrenador del Manchester United José Mourinho (der.) imparte instrucciones cerca del director técnico del Real Madrid Zinedine Zidane, este 8 de agosto por la Supercopa de Europa.
El entrenador del Manchester United José Mourinho (der.) imparte instrucciones cerca del director técnico del Real Madrid Zinedine Zidane, este 8 de agosto por la Supercopa de Europa. AP

El Madrid arrancó bien la temporada conquistando con autoridad la Supercopa de Europa tras imponerse 2-1 regalándole una real lección de fútbol a un rácano Manchester United.

No podía ser de otro modo si su técnico se llama José Mourinho. El portugués otra vez optó por la fórmula fallida de meter más músculo para minimizar el talento del rival y terminó regalando la medalla de plata a un aficionado.

 

El Manchester United después de haberse gastado 350 millones de euros en las últimas dos temporadas apenas inquietó a un Madrid que solo ha gastado 275 millones en los once jugadores que salieron como titulares.

 

No hay duda que Zidane le tiene tomada la medida a Europa ganando a base de fútbol las cinco finales que ha disputado.

Cristiano apenas jugó unos minutos, tras haberse reincorporado a los entrenamientos esta semana, solo entró para ir calentando motores porque el trabajo ya estaba hecho.

Principalmente por obra de dos hombres y casualmente, o no, los autores de los goles.

El primero Casemiro, quien además de recorrer toda la cancha tapando todos los agujeros, rompió el cerrojo del United rematando cruzado un buen servicio del laborioso Carvajal. El brasileño estaba unos centímetros adelantado y con el VAR el gol no hubiese subido al marcador.


El segundo Isco, que convertido en director de orquesta volvió loca a la defensa rival, poniendo broche de oro a su actuación al mandar el balón a las redes superando a De Gea (el mejor del United) luego de una bonita pared con Bale, quien tras mandar un buen disparo al larguero sigue negado con el gol.

Kroos dio una exhibición de precisión alemana al no fallar ni un solo pase. Junto a Modric dio el equilibrio que el equipo necesitaba.

Varane fue otro que estuvo inmenso, siendo el mejor de una zaga que estuvo bien, pero no fue la de las grandes ocasiones.

Navas ha regresado muy bien y tuvo una de cal y otra de arena. Primero permitió que Lukaku recortara diferencias al no poder retener un disparo al borde del área y luego se redimió al meter una mano prodigiosa y desviar un disparo de Rashford que suponía el empate.


Mou quería revancha y se quedó con las ganas, a ver si aprende.

El Madrid supo sacudirse la presión de los primeros minutos y con un juego de toque por toda la cancha fue aflojando al rival, que cada vez más apelaba a la fortaleza de sus hombres que retomar el control del partido.

Si bien no hay que quitar mérito a la victoria, la supercopa no es precisamente un título importante, como tampoco lo es la Supercopa de España, cuyo partido de ida lo jugará este domingo, aunque enfrentar al Barcelona siempre tiene un componente muy especial.

El Barça, tras la salida de Neymar y la posible llegada de Coutinho, está herido por lo que saldrá con todo ante un Madrid que a pesar de ganar sigue jugando a ralentí. La buena noticia es que se espera que Cristiano regrese como titular.

Siga a Pedro J. González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios