Fútbol

La gran final

Con una marcha perfecta de tres victorias en tres partidos, Guatemala llega a la final de la Copa Centroamericana de Naciones (Uncaf) donde el sábado enfrentará a Costa Rica, avalada por su gran papel en el reciente Mundial de Brasil-2014.

Las dos selecciones disputarán el título regional el sábado en el Memorial Coliseum de Los Angeles, Estados Unidos, después de que en el mismo recinto se enfrenten Honduras y Nicaragua por el quinto lugar, y el tercero sea definido entre El Salvador y Panamá.

Costa Rica llegó al torneo como gran favorita después de alcanzar un histórico octavo lugar en el Mundial, pero su actuación estuvo por debajo de las expectativas, al vencer 3-0 a Nicaragua y empatar a duras penas 2-2 contra Panamá.

Por el contrario, Guatemala obtuvo victorias solventes contra sus tres rivales, Belice, El Salvador y Honduras, y exhibió al que se proyecta como el mejor jugador del torneo, el volante Marco Pappa, un zurdo que donde pone el ojo, pone la bola.

Guatemala y Costa Rica disputarán algo más que el título de la Unión Centroamericana de Fútbol: está en juego un cupo para la Copa América Centenario a disputarse en 2016 en Estados Unidos.

Adicionalmente, el torneo asigna cuatro plazas directas a la Copa de Oro 2015, principal torneo de la Confederación Norte, Centroamericana y Caribeña de Fútbol (Concacaf). El quinto lugar podrá disputar un cupo adicional en un repechaje contra una selección del Caribe.

“Sabíamos lo que podíamos lograr, es un buen grupo, llegamos a una final y ahora a trabajar para hacer historia”, expresó Pappa, quien el miércoles marcó un doblete frente a Honduras que le dio a su equipo el pase a la final.

Para los guatemaltecos, es la oportunidad de levantarse de una prolongada mala racha futbolística y de lograr el título centroamericano que le ha sido esquivo desde 2001.

Para Costa Rica, el título es casi una obligación después de su actuación en Brasil-2014, donde venció a favoritos como Italia y Uruguay para alcanzar el octavo lugar del Mundial.

“Es el objetivo que hemos soñado, estamos en la final. Fue sufrido, este torneo siempre va a ser complicado (pero) tenemos la convicción de salir campeones”, declaró el entrenador de Costa Rica, Paulo César Wanchope.

El otro equipo que representó a América Central en el Mundial fue Honduras, que decepcionó en la Copa Centroamericana con derrotas ante Guatemala y El Salvador y una victoria insípida frente al débil Belice.

Obligado a disputar el quinto lugar con Nicaragua, el técnico de Honduras, el costarricense Hernán Medford, está presionado a ganar el derecho de ir a repechaje con una selección caribeña por la última plaza a la Copa de Oro.

En cambio, El Salvador llegó a la competencia con un equipo renovado después de que en 2013 su selección mayor fuera disuelta y 14 jugadores suspendidos por un escándalo de amaño de partidos, y dio una sorpresa positiva al clasificar de segundo en su grupo bajo el mando del español Albert Roca.

“El equipo ha adquirido una pequeña madurez y esto nos ha dado la posibilidad de pelear”, declaró Roca a periodistas. “Hay que estar muy contentos, ojalá se dé un resultado positivo y eso nos ayude a preparar con muchos meses la Copa de Oro”.

El Salvador enfrentará a Panamá en la disputa por el tercer lugar de la Copa Centroamericana.

  Comentarios