Fútbol

Real Madrid y el Atlético se ven las caras en la Supercopa de Europa

Karim Benzema (izq.) y Raphael Varane posan en el avión que transportó a los jugadores del Real Madrid a la ciudad de Tallín, Estonia, sede del partido por el título de la Supercopa de Europa que disputarán el miércoles ante el Atlético de Madrid.
Karim Benzema (izq.) y Raphael Varane posan en el avión que transportó a los jugadores del Real Madrid a la ciudad de Tallín, Estonia, sede del partido por el título de la Supercopa de Europa que disputarán el miércoles ante el Atlético de Madrid.

El Real Madrid y el Atlético de Madrid competirán el próximo miércoles por la Supercopa de Europa, la octava final a un solo partido entre ambos, desde las primeras Copas de España conquistadas por el conjunto rojiblanco en los años 60 hasta las dos Ligas de Campeones del club blanco en 2014 y 2016.

Siete finales, cuatro victorias para el Atlético y tres para el Madrid, incluidas las dos últimas, antes de su duelo en el estadio Lillekula de Tallin, el octavo enfrentamiento directo a un solo encuentro y sin margen de error que protagonizarán los dos eternos rivales de la capital de España, enfrentados por tercera vez en los últimos cuatro años por un título a nivel continental.

Los dos más recientes los ganó el Real Madrid, ambos en la Liga de Campeones, ambos a última hora; en los penaltis en el caso de la más cercana en el tiempo, el 28 de mayo de 2016, en el estadio de San Siro de Milán, cuando el equipo blanco conquistó la undécima Copa de Europa de su historia y aplazó la primera del Atlético.

En el minuto 15, Sergio Ramos adelantó al Real Madrid; en el 79, el belga Yannick Carrasco empató para el Atlético. Entre medias, Antoine Griezmann envió un penalti al larguero. Luego llegó la prórroga, sin movimiento en el marcador, y los penaltis: el equipo blanco fue infalible, en el rojiblanco falló Juanfran Torres.

De ahí surgió la euforia del Real Madrid y las lágrimas, el desconsuelo, del Atlético, apartado del único título que le falta, de su mayor anhelo en los instantes finales, como le había ocurrido dos años antes en Lisboa, en el estadio del Benfica, cuando rozó la cima, de la que le bajó cruelmente la prórroga y el cansancio.

Aquel 24 de mayo de 2014 también le venció el Real Madrid, agarrado a la épica, revivido con el testarazo en el minuto 93 de Sergio Ramos que equilibró el 0-1 con el que mandaba el Atlético por medio de Diego Godín y superior en el tiempo extra en el césped y en el marcador, con tres goles de Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo.

Las otras cinco finales a único partido corresponden a la Copa de España, cuatro ganadas por el Atlético y una por el Real Madrid, además con la curiosidades de que el equipo rojiblanco ganó las cuatro en el estadio Santiago Bernabéu y el bloque blanco venció la suya en el Vicente Calderón, las respectivas casas de sus rivales.

Desde 1960, en el primer enfrentamiento por el título entre ambos, con una remontada del Atlético en el Santiago Bernabéu (1-3), hasta el 17 de mayo de 2013, en la misma competición, en el mismo escenario y con el mismo ganador, gracias a un gol definitivo del brasileño Joao Miranda en el prórroga (1-2).

Entre medias, también en la Copa del Rey, el conjunto rojiblanco se impuso en 1961 en Chamartín, por 3-2, con doblete de Joaquín Peiró y un tanto de Mendonça frente a un rival por el que marcaron Paco Gento y Alfredo Di Stéfano, y en 1992 en ese estadio, con Paulo Futre y Bernd Schuster como goleadores del 0-2 a favor del Atlético.

El Real Madrid se adjudicó la otra final de Copa entre ambos equipos: en 1975 en el Vicente Calderón, en un duelo que completó 120 minutos sin goles y que se decidió en los penaltis 4-3.

Mientras, ambos equipos llegaron a última hora de la tarde de este lunes a Tallin.

La expedición blanca, compuesta por 29 futbolistas y con su presidente, Florentino Pérez, a la cabeza, aterrizó tras cuatro horas de vuelo en el aeropuerto de Ulemiste, desde donde se dirigió a su hotel de concentración, situado a diez kilómetros del estadio.

El vigente campeón de Europa, que busca su tercera Supercopa de Europa, se entrenará este martes a las 17.00 GMT en el escenario de la final, tras la rueda de prensa su entrenador, Julen Lopetegui, y un jugador.

Por su parte, el Atlético de Madrid, aterrizó en Tallín sobre las 17.30 GMT tras cuatro horas de vuelo.

Tras desplazarse a su hotel de concentración para descansar, este martes tienen previsto entrenarse a las 15.00 GMT, una vez que concluya la rueda de prensa del técnico argentino Diego Simeone.

  Comentarios