Fútbol

El partido de la Liga Española que tiene todas las papeletas para jugarse próximamente en Miami

Lionel Messi, del Barcelona, conduce el balón en el partido de la liga española contra el Huesca,  el 2 de septiembre de 2018 en el Camp Nou.
Lionel Messi, del Barcelona, conduce el balón en el partido de la liga española contra el Huesca, el 2 de septiembre de 2018 en el Camp Nou. AFP/Getty Images

Lo que parecía una posibilidad remota está más cerca de lo que se imagina y el próximo 27 de enero en el Hard Rock Stadium de Miami pudiera jugarse el primer partido de la liga española fuera de sus fronteras.

El encuentro sería nada menos que entre el Barcelona y el Girona, dos equipos catalanes con diferente estatus, pero que entienden la importancia de llevar LaLiga a otras latitudes.

El Girona sería local, por lo que sus aficionados se perderían ver el choque en su estadio (Montilivi) y tendrían que desplazarse a Miami para poder presenciarlo, por lo que el club estudia ofrecerles algunas alternativas para compensarles.

La primera es viajar gratis y regresar el mismo día, la segunda es un fin de semana en Miami (en un hotel de 4 estrellas) por 600 euros y en ambas con entrada gratis al partido. Luego tendrían boleto gratis al partido del 23 de septiembre en Barcelona con un 20 por ciento de descuento en el abono de temporada y si prefiere no viajar, un 40 por ciento de rebaja en el abono.

Se calcula que el Girona ingresaría hasta $5 millones por este encuentro en Miami ante el Barcelona; sin embargo, esto no ha sentado nada bien a algunas de las peñas que ven como algunos de sus miembros pudieran perderse uno de los partidos de mayor interés de la temporada.

Girona aún no ha hecho oficial el viaje y los aficionados piden explicaciones al club a través de estas peñas, a pesar de que todas las ofertas son bastante generosas. Y aunque algún directivo del Barcelona lo niegue, todo está cocinado.

Resulta curioso que el partido elegido sea de la jornada 21, y no de la 29 por ejemplo, donde después hay una fecha FIFA para partidos amistosos, o en la última fecha.

También que sea entre dos equipos catalanes, uno de ellos con poca tradición en primera, precisamente el que sus abonados están protestando, al parecer tratando de obtener el máximo beneficio.

Para Miami es todo un bombazo. Primero ratifica su posición global dentro del mundo del fútbol y segundo una excelente operación de marketing y publicidad.

Aunque esto pudiera ser lo esperado luego del acuerdo entre LaLiga y Relevent , con sede en la Capital del Sol y cuya cabeza es Stephen Ross, el dueño de los Dolphins.

De este modo los aficionados al fútbol del sur de la Florida, principalmente del Barcelona, podrán ver a Leo Messi y compañía en un partido de verdad (no amistoso) y si se mantiene este arranque de liga, pudiera ser muy importante en sus aspiraciones de campeonato.

Todo indica que ambos equipos ya están de acuerdo en jugar fuera, aunque no está claro si estará el VAR, pero eso tampoco será un problema. En Estados Unidos ya se emplea en la MLS y solo tendrían que alquilarlo e instalarlo.

Además en España al VAR aún le falta fiabilidad. De haber funcionado como es debido el Comité de Competición, por ejemplo, no habría tenido que actuar quitándole merecidamente la segunda tarjeta amarilla al jugador del Sevilla Roque Mesa, cuando el portero de Betis Pau López se le echó encima en el partido entre ambos equipos.

Si bien es un hecho sin precedentes, ya era hora que esto pasara y tal vez sirva para dar ese necesario toque de atención. Y es que de nada sirve el VAR si el arbitraje en España no mejora.

Se espera que para el 27 de enero mejore, pues los ojos del mundo van a estar pendientes de ese partido Girona-Barcelona en Miami, la capital del fútbol.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios