Fútbol

La locura de las remontadas en el fútbol también alcanza a Miami

Fans del Liverpool corean ‘You’ll Never Walk Alone’ después de la sorprendente victoria frente al Barcelona

Los fanáticos del Liverpool celebraron la victoria en las semifinales de la Champions League contra el Barcelona el 7 de mayo cantando el himno del club, 'You'll Never Walk Alone', en una plaza de la ciudad inglesa.
Up Next
Los fanáticos del Liverpool celebraron la victoria en las semifinales de la Champions League contra el Barcelona el 7 de mayo cantando el himno del club, 'You'll Never Walk Alone', en una plaza de la ciudad inglesa.

Las remontadas no solo ocurren en el gran escenario, como el 4-0 del Liverpool sobre el Barcelona o el 3-2 del Tottenham contra el Ajax en la Liga de Campeones, sino también se producen en cualquier torneo donde se pone el corazón en la cancha para alcanzar la victoria.

Fe de ello puede darlo el Florida Soccer Soldiers, un equipo amateur de Miami, que en una enorme sorpresa eliminó 2-1 al superfavorito Miami FC en la primera ronda del Abierto de Estados Unidos 2019 por la Copa Lamar Hunt, la noche del miércoles en el Buccaneer Field de la Universidad Barry de Miami.

La página de online de la USSoccer considera este resultado como el más sorpresivo de la primera ronda del torneo de fútbol más antiguo en Estados Unidos y tercero en el mundo y que celebra su edición 106.

Los azulnaranjas se habían puesto en ventaja apenas a los 6 minutos de juego con un gol del cubano Ariel Martínez luego de un pase de Dylan Mares y se esperaba que llegaría una catarata de goles. Cinco oportunidades clarísimas de anotar no fueron concretadas por el Miami FC y de esta manera ambas escuadras se fueron al descanso con una diferencia mínima.

Apenas reanudado el partido, el zaguero del Miami FC Brenton Griffiths trató de pasar el balón a un compañero en su propia área y en lugar de ello lo estrelló contra William Stamatis, de los Soldiers, para decretar el empate. A los 86 minutos de juego, cuando todos esperaban el tiempo suplementario, Carlos Daniel Freire aprovechó un mal rechazo del arquero Mark Pais y le clavó la bola por encima para definir el choque ante cerca de 1,000 atónitos aficionados en el estadio.

“Somos un equipo de trabajadores, de muchachos que cargan cajas todos el día, llegan a los entrenamientos con la espalda molida y lo entregan todo en la cancha para ganar”, comentó el entrenador de los Soldiers Daniel Godoy. “Por eso es un privilegio dirigirlos, los muchachos se acalambraban en la cancha, a uno de ellos se le salió el hombro y el médico tuvo que ponérselo en su sitio aquí mismo en el campo y él quiso seguir jugando hasta que no pudiera más. En cambio, el Miami FC es un equipo de profesionales, que ganan su dinero como futbolistas, después del partido se van a descansar y nosotros a trabajar para mantener a nuestras familias, y aún así les ganamos’’.

En realidad, el Miami FC pagó el precio de creerse que bastaba con entrar a la cancha para clasificar y el gol tempranero reforzó ese pensamiento. Incluso se afirma que en el club azulnaranja habían empezado las gestiones para comprar los pasajes y viajar a Carolina del Norte donde el próximo miércoles 14 se jugará la segunda ronda, pero no serán ellos sino los Soldiers quienes enfrentarán al Charlotte Independence, de la USL Championship en el Mecklenburg County Sportsplex, en Matthews.

“La derrota ha sido un golpe muy fuerte, apostábamos por enfrentar a los equipos de la MLS y nos eliminan en el primer partido”, comentó con decepción el internacional salvadoreño Tomás Granitto. “Pudimos haber goleado 5-0, pero permitimos a los Soldiers entrar en el partido con el gol que nos anotaron al minuto del segundo tiempo. Se lo regalamos. Para nosotros la US Open era el torneo más importante de la temporada’’.

El Miami FC no entendió el miércoles que el Abierto de Estados Unidos se juega a matar o morir. Le perdonó la vida a su rival y la pagó con la suya. Martínez en tres oportunidades frente al arquero Bryant Gammiero no pudo concretar.

Tras su gol, los Soldiers le perdieron el respeto al Miami FC. Incluso la árbitro Jamie Willis no le mostró la tarjeta roja a Pais, quien en un contragolpe de los Soldiers salió de su área y tuvo que meter la mano para desviar un disparo que iba directo a su portería vacía, a los 59 minutos.

Para colmo empezó a llover y la situación favorecía a los Soldiers quienes aportaban garra, entrega y carácter mientras el Miami FC no podía imponer su juego de toque en una cancha mojada.

Sobre los 69 minutos, Pais derribó en el área a Valentín Sabella, la árbitro sancionó penal y Freire disparó potente y abajo. Pais se la había jugado para su izquierda, pero con el pie estirado alcanzó a desviar el balón que iba al centro.

A esas alturas, los obreros de los Soldiers, un equipo de la United Premier Soccer League, trataban de tú a tú a los profesionales del Miami FC y, más aún, los superaban en fervor. El gol de Freire solo vino a premiar la fe que mueve montañas.

“Erré el penal, pero confié en mi Dios que me daría una oportunidad más’’, comentó Freire lleno de emoción. “Por eso, cuando el arquero rechazó el balón le pegué un derechazo con toda la fe del mundo’’.

Freire confesó que nació en Táchira y que es ingeniero civil. Dijo que el jueves tenía que estar en su trabajo a las 7 a.m. De seguro le iba a costar dormir con todas esas emociones dándole vueltas en la cabeza.

  Comentarios