Otros Deportes

Piloto colombiano en su mejor forma para responder al honor y al desafío

El colombiano Carlos Muñoz enfrentará un gran desafío en la temporada 2017 con con equipo de AJ Foyt.
El colombiano Carlos Muñoz enfrentará un gran desafío en la temporada 2017 con con equipo de AJ Foyt.

Para el colombiano Carlos Muñoz es un desafío correr en el equipo del legendario AJ Foyt, pero sobre todo es un honor que le hayan dado el coche 14, el mismo número con el que Foyt ganó cuatro veces las clásicas 500 Millas de Indianápolis en los años 60 y 70.

De paso, Muñoz será el único colombiano de los cinco que habían que correrá a tiempo completo en la temporada 2017 de la IndyCar.

Ante tanta presión, ante la obligación de responder rápido a las enormes expectativas, el bogotano de 25 años ha decidido tomar las cosas paso a paso.

“Desde enero vengo preparándome en el aspecto físico y mental para este gran cambio y me encuentro en mi mejor momento”, afirmó. “El hecho que el equipo me haya dado el coche insignia de la escudería, el #14, es desafiante”.

En noviembre pasado, luego de una temporada 2016 decepcionante, el AJ Foyt Racing anunció la contratación de los jóvenes pilotos Muñoz y Conor Daly. Fue solo uno de los cambios masivos, que incluyó dejar a Honda por Chevrolet. El equipo tiene sed de victorias, pues en 2013 en Long Beach es la única carrera que ha ganado desde el 2003.

“El primer reto ha sido conectar con el nuevo proyecto”, afirmó Muñoz. “Todo es nuevo en el equipo: pilotos, ingenieros, motores. Chevrolet es más competitivo, pero Honda ha mejorado mucho y con ese coche llegué segundo en las 500 Millas de Indianápolis en el 2016”.

Muñoz corrió desde el 2012 con Andretti Autosport con el que ganó una carrera y brilló en las cuatro veces que disputó la Indy 500: dos segundos puestos, un cuarto lugar y una penalización cuando ocupaba el quinto puesto.

En el 2016 terminó en el top ten en la clasificación de pilotos, aunque la que sería su última temporada con el equipo de Andretti le dejó un sabor amargo.

“No cumplimos con las metas trazadas y nunca dimos con el carro, salvo en Indianápolis”, aseguró Muñoz. “Esperábamos mucho más”.

Pese a la decepción, los esfuerzos de Muñoz no pasaron inadvertidos.

“Lógicamente la meta el 2017 es la Indy 500”, resumió el colombiano. “Lo primero, sin embargo, es adaptarme al equipo. Eso toma un poco de tiempo. Después ir con calma, carrera por carrera, por podios, por victorias”.

Muñoz recuerda con nostalgia cuando llegaron a correr simultáneamente cinco colombianos en IndyCar: éel mismo, Juan Pablo Montoya, Gaby Chaves, Carlos Huertas y Sebastián Saavedra.

“El poco apoyo de las empresas colombianas ha sido determinante para que ahora solo sea yo el único en IndyCar a tiempo completo”, indicó Muñoz. “Mi equipo [AJ Foyt] estuvo negociando con Montoya, le hicieron una buena oferta pero JP declinó. Hubiese sido bueno tenerlo de compañero pero él prefirió dedicarse a su hijo”.

El 12 de febrero pasado, en el Autódromo Internacional de Phoenix, Muñoz quedó muy satisfecho con las pruebas que tuvo con su nuevo bólido. El 28 de febrero habrá un nuevo test en el Autódromo Internacional de Sebring.

Mientras, el miércoles último, Muñoz ganó el séptimo anual Firestone Grand Prix Media Go-Kart Challenge en el Andersen Race Park, en Palmetto, Florida. El equipo lo integraron además Tony Leno, ejecutivo de la Ciudad de St. Petersburg; Yerman Salazar, periodistas deportivo estelar de Telemundo Tampa; y Ryan Bass, director deportivo de WTSP-TV.

Siga a Luis Sánchez en Twitter: @luisfsanchez6

  Comentarios