Otros Deportes

Murray vence a Nadal y se corona en Madrid

Andy Murray venció por primera vez en arcilla a Rafael Nadal para adjudicarse el domingo el título del Abierto de Madrid con un contundente 6-3, 6-2 sobre el cuatro veces campeón del certamen.

Para Murray fue su primer título en un torneo Masters 1000 en arcilla, luego que el lunes obtuvo su primer título en esa superficie al coronarse en el Abierto de Munich.

Murray marcó la pauta en la mayoría de los puntos largos, que llegaron a durar hasta 24 intercambios, desplegando un nivel de confianza rara vez visto en el escocés sobre este tipo de superficies.

Quebró dos veces el servicio de Nadal para tomar ventaja de 4-0 en el segundo set y se aseguró el triunfo cuando el español dejó una derecha en la red.

“Era un partido muy complicado, vencer a Rafa en arcilla es sumamente complicado, una de las cosas más difíciles que hay en el tenis”, dijo Murray. “De mi parte fue una muy buena actuación. Estoy seguro que Rafa siente que pudo haber jugado mucho mejor. Pero de mi parte, no pude haber hecho mucho más”.

Fue la cuarta derrota del año para Nadal en arcilla, generando dudas sobre su capacidad para ganar por décima ocasión el Abierto de Francia. Pese a ello, su nivel esta semana fue una clara mejoría en relación al abierto de Barcelona del mes pasado, en el que cayó ante Fabio Fognini en la tercera ronda.

“No quería jugar así, pero me esforcé hasta el final”, dijo Nadal. “Pese a todo, fue una semana muy importante y positiva para mí, recuperé sensaciones que no tenía desde hace tiempo”.

Murray permaneció invicto desde que se casó el mes pasado con su novia, Kim Sears, en el Castillo de Dunblane en Escocia. Al firmar su nombre en una de las cámaras de televisión tras el partido, Murray agregó: “¡El matrimonio funciona!”.

“Obviamente me ha ido bien en la cancha (desde el matrimonio)”, admitió Murray. “Cuando uno está feliz se refleja en tus actuaciones en la cancha”.

Murray, quien ya no aqueja dolores en la espalda que lo habían afectado en el pasado, se movió bien a lo largo del partido y obligó a Nadal a cubrir mucho terreno durante los peloteos.

Tomó ventaja de 4-1 en el primer set y luego levantó dos puntos de quiebre en 4-2 mientras Nadal intentaba recuperar terreno. El español se mantuvo cometiendo errores y perdió el primer parcial al mandar un revés por la línea de fondo.

Nadal levantó un punto de quiebre en el primer game del segundo set con un drop shot perfecto, pero luego dejó otro revés en la red para que Murray se llevara el juego. Después de eso, el escocés nunca dio oportunidades, brindando una actuación que generará expectativas de cara a Roland Garros.

“He presionado a Rafa en algunas ocasiones sobre arcilla”, dijo Murray. “Esta victoria obviamente me da confianza”.

  Comentarios