Otros Deportes

El apoyo de las federaciones a Serena por su comportamiento antideportivo es una vergüenza

Serena Williams es una de las deportistas más admiradas del planeta y para todo el mundo la número uno, aunque ahora ocupe el puesto 16. Sin embargo, este sábado estuvo muy mal protagonizando un escándalo horrible en la final del US Open.

Estuvo feo Serena, el juego hay que respetarlo, a los jueces, a tu rival y los aficionados. Tú, que tanto has dado al tenis femenino, cómo permitiste que los nervios te traicionaran. Aunque al final esto se entiende y todos te perdonarán.

Lo que es imperdonable es el apoyo de su mal comportamiento por parte de la organización del US Open, de la Federación de Tenis de Estados Unidos y de WTA. Eso sí es una vergüenza.

Si bien en su enfado hay cierta cuota de razón, no puede montar ese espectáculo y decir lo que dijo de modo tajante, faltándole el respeto, con sus malos modos y sus palabras, al juez de silla, al que la organización del US Open de modo lamentable dejó sin la réplica del trofeo.

“Deberías pedirme perdón tú a mí. Yo soy madre y no hago trampas. Eres un ladrón y un mentiroso porque me has robado un punto”, le dijo Serena a Carlos Ramos, el juez de silla en la final contra la joven japonesa Naomi Osaka que posteriormente se alzó con el triunfo y la corona.

Ramos sancionó a la menor de las Williams con un juego, después de haberle hecho dos advertencias. La primera porque su entrenador le estaba dando instrucciones, lo cual no está permitido, y luego la volvió a amonestar por romper la raqueta.

Patrick Mouratoglou, el entrenador de Serena , reconoció que le había dado instrucciones y su vez se justificó diciendo que “que es algo que hacemos todos los entrenadores, sin que hasta ahora hubiese habido ningún problema”.

Lo lamentable es que Steve Simon, el presidente del tenis femenino profesional (WTA), en vez de recriminarla por su mal comportamiento, la apoyara en su reclamo sexista cuando Serena argumentó que “perder un juego por decir eso no es justo. Hay muchos hombres que han dicho muchas cosas, y como son hombres, no sucede lo mismo”.

Se entiende que la federación femenina defienda a su primera espada, pero…

“La WTA cree que no debe haber diferencias en los estándares de tolerancia provistos a las emociones expresadas por los hombres frente a las mujeres”, expresó Simon. La WTA se compromete a trabajar con el deporte para asegurar que todos los jugadores sean tratados de la misma manera”.

Por supuesto que no debe permitírseles a los hombres ningún comportamiento antideportivo, de hecho han sido varios los descalificados por ello y la lista es larga, los más significativos John McEnroe, David Nalbandian, Grigor Dimitrov.

La señora Williams no tiene razón. Si un hombre dice eso lo más seguro es que lo sancionen y si lo hace en fútbol, béisbol o basquetbol la expulsan de inmediato. Basta de fabricar historias sexistas.

Aunque tal vez Serena haya conseguido que a partir de ahora los jueces sean más severos con todos. Igual que suban las multas porque $17,000 por todo lo que hizo es una cantidad ridícula.

Igualmente Katrina Adams, presidenta de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) en un comunicado felicitó a Serena por haber mostrado “gran clase y deportividad”.

“Lo que Serena ha logrado este año en su regreso a la gira es realmente increíble. Ella sigue inspirando, porque ella continúa esforzándose por ser la mejor”, reza el comunicado.

Esto es cierto y además grandioso, pero precisamente clase y deportividad fue lo que no mostró, pues no basta darle un abrazo a su rival tras el juego. Que menos.

Tanto la WTA como la federación de EEUU se equivocan y de hecho se convierten en cómplices de una actitud reprochable y ya un grupo de árbitros han declarado que no dirigirán más a Serena en un torneo.

No es la primera vez que Serena hace esto en un US Open. En el 2009 fue descalificada al amenazar a una jueza de línea que le había pitado una falta por pisar la línea de fondo en el saque.

La actitud de la tenista estadounidense, como dijo Martina Navratilova, “no es la mejor para honrar este hermoso deporte y respetar a nuestros oponentes”.

Serena, perdiste, no pasa nada. No necesitas hacer esto. Solo levántate, gana y vuelve a ser la número uno.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios