Otros Deportes

Los mejores aficionados de esta Pantera no son los mexicanos, sino los del resto del mundo

Yair Rodríguez pelea este 10 de noviembre en la UFC Fignt Night en Denver.
Yair Rodríguez pelea este 10 de noviembre en la UFC Fignt Night en Denver.

La mejor palabra que encuentra Yair Rodríguez para describir los meses fuera del octágono es martirio. Fueron días de dudas y resentimientos, pero ahora que vuelve a la acción se siente un hombre nuevo.

El mexicano será protagonista este sábado de la UFC Fight Night en Denver, cuando enfrente a otro guerrero que viene de un largo período de inactividad, el peligroso coreano Chan Sung Jung.

“Ambos tenemos mucho que probar, llevamos un buen rato fuera de la caja, pero ha llegado un momento importante para nuestras carreras’’, esplicó el peleador que todos conocen como El Pantera. “Va a ser un choque tremendo, donde todo será puesto a prueba’’.

Rodríguez está consciente de la importancia de este evento, pero llega como si se hubiera quitado pesos del alma, como si hubiera levantado una piedra de su espíritu.

Después de todo, Rodríguez sufrió mucho después de su primera derrota en la UFC ante el consagrado Frankie Edgar debido a un período lleno de lesiones físicas y humanas.

“Imagínate, yo me había prometido a mí mismo que nunca iba a perder y sucedió aquello’’, apuntó el artista de MMA. “Una promesa así es demasiado fuerte. Me tomó tiempo recuperarme, conformarme conmigo y encontrar un punto feliz’’.

Dispustas contractuales estuvieron a punto de sacar al chico de Chihuahua de su carrera en la UFC y lanzarlo a un lugar oscuro. Afortunadamente ya esos problemas son parte del pasado.

Pero lo que más le dolió a Rodríguez fueron las críticas de quienes hasta un día antes del choque contra Edgar parecían sus fanáticos más leales, especialmente los de su tierra.

“Me dolió ver como muchos de mis compatriotas me criticaban fuertemente’’, agregó Rodríguez, quien ganó el torneo The Ultimate Fighter: Latinoamérica. “Me duele confesar que muchos de mis mejores fanáticos son de otras partes del mundo, menos de México’’.

Todo sirvió para que Rodríguez aprendiera a vivir de sus propias vivencias y sensaciones y menos con los comentarios de otros, para aceptar a ser como es sin necesitar los asentimientos y reconocimientos ajenos.

Ahora afirma estar en el mejor momento físico y espiritual, justo cuando la amenaza del “Zombie Coreano’’ emerge en el firmamento de la UFC y fanáticos y expertos esperan un choque de trenes de pronóstico reservado.

“He aprendido que lo físico es importante, pero lo mental mucho más’’, argumentó Rodríguez. “Cuando el cuerpo no da más, la mente te lleva adelante. Ese es el gran secreto de los campeones’’.

  Comentarios