Otros Deportes

Rafa Nadal gana y se le escapa que podría retirarse en un año

El tenista español Rafael Nadal ha comenzado con muy buen pie el Abierto de Australia con dos contundentes victorias y un juego agresivo que invita a soñar.

Nadal este viernes a octavos de final tras dar una leccion de tenis y derrotar 6-1, 6-2 y 6-4 al prometedor tenista australiano Alex de Miñaur, quien ocupa el lugar 29 de la ATP, en la tercera ronda del torneo en lo que se suponia que fuese su prueba más fuerte hasta el momento..

“Es joven, y se defiende muy bien”, indicó Nadal tras la victoria. “Es un resultado muy positivo para mí”.

El .jueves tras derrotar a Matthew Ebden, otro tenista local, Nadal comentó que intenta disfrutar cada momento en la cancha y admitió que no sabe cuánto tiempo podrá continuar.

“Sé que lo que estamos haciendo no es para siempre y me siento siempre muy afortunado de estar donde estoy”, dijo RNadal. “He trabajado para disfrutar de veladas como esta y no sé si será por 1, 3, 4 años más. Simplemente juego con la pasión que tengo y eso es todo”.

Si bien el discurso de Nadal no es nuevo el solo hecho de pronunciar que podría terminar en tan solo un año produce cierta desazón, sobre todo después de saber que otro grande del circuito, Andy Murray, colgará la raqueta al final de esta temporada.

Por otro lado también es cierto que las lesiones se han cebado con el tenista balear de 32 años, que actualmente ocupa el número dos del ranking por detrás del serbio Novak Djokovic y por delante del suizo Roger Federer, quien se ha reinventado y a sus 37 años no piensa en el retiro.

Rafa se operó el tobillo derecho el pasado 5 de noviembre, después de no haber participado en ningún partido oficial desde que se retiro del US Open el 7 de septiembre del 2018 por una tendinitis en la rodilla derecha. Antes también se había retirado del torneo de Wimbledon.

“Hola a todos: Os escribo estas palabras como final de temporada. Ha sido un año complicado, muy bueno a nivel tenístico cuando he podido jugar y a su vez muy malo en lo que a lesiones se refiere”, escribió en su cuenta de Twitter.

Rafa tenía previsto reaparecer en el Brisbane International a principios de año, pero al final tuvo que retirarse por precaución al presentar una distención muscular en la pierna izquierda.

De este modo Nadal había llegado a Australia envuelto en un mar de dudas, que pronto se ocupó de despejar, despachando a los locales James Duckworth con un 6-4, 6-3, 7-5 en 2:15 horas y luego a Ebden con un contundente 6-3, 6-2 y 6-2 en 1:56 horas.

A Rafa ya no le entrena su tío Tony sino que ahora sus preparadores son Carlos Moyá y Francis Roig, quienes han trabajado con él para mejorar su saque.

“Siempre habíamos tenido la sensación de que la pelota de Rafa iba rápida en el saque, pero al botar se frenaba un poco”, señaló Moyá en la web de la ATP. “Ahora, con un movimiento más fluido, perseguimos que la pelota bote y no pierda toda esa velocidad”.

Y Roig explica los tres pasos fundamentales en el cambio.

“El primero, que cuando empieza a ejecutar el swing lleva la mano más rato por abajo, en lugar de levantarla lateralmente. El segundo, que en el momento de lanzar la pelota al aire no hace tanta flexión”, dijo Roig. “Aguanta bien erguido, en lugar de perder dinamismo al sentarse. Y el tercero, que entra bien con la pierna derecha dentro de la pista tras caer”.

El próximo rival de Nadal será el checo Tomas Berdych verdugo del argentino Diego Schwartzman (5-7, 6-3, 7-5 y 6-4) ante el que tiene un balance de 19 victorias y cuatro derrotas.

Rafa, a quien se le ve bien, rápido de piernas y fuerte con la raqueta, en caso que todo le salga bien enfrentaría en semifinales a Federer, si el suizo logra sortear sus escollos y el ganador hipotéticamente jugaría la final con Djokovic, que tiene en su cuatro al alemán Alexander Zverev.

Un duro camino para Nadal, pero Rafa ya está acostumbrado a eso.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios