Otros Deportes

El Dolphins Cancer Challenge: un evento donde se cuentan miles de historias para salvar la vida

Los padres Alex y Darma Rodríguez flanquean a sus hijos Sonia, Xander y Sergio (de izq. a der.) en la entrada del Graham Center en FIU.
Los padres Alex y Darma Rodríguez flanquean a sus hijos Sonia, Xander y Sergio (de izq. a der.) en la entrada del Graham Center en FIU. Foto: Luis F. Sánchez.

Entre sus muchos programas para favorecer a la comunidad en el sur de la Florida, el Dolphins Cancer Challenge ocupa un lugar estelar en la franquicia de Miami. El próximo 6 de abril alrededor de 5,000 personas participarán en este evento, cuya finalidad es apoyar las investigaciones del Sylvester Comprehensive Cancer Center de la Universidad de Miami en la lucha contra esta enfermedad.

En la novena edición de este popular evento comunitario, se incluirán cinco rutas en bicicleta por todo el sur de la Florida, una carrera/caminata de cinco kilómetros y un festival en la meta instalada en el nuevo campus de tenis en el Hard Rock Stadium, con actividades y entretenimiento para toda la familia.

Cada persona que se inscriba en el Dolphins Cancer Challenge hará una donación, igual que los familiares de los participantes.

En una mirada general impresiona la multitud de 5,000 participantes. Lo más notable, sin embargo, es que cada uno de ellos tiene una historia que contar, ya sea como sobreviviente del cáncer o como familiar o amigo de alguien que lo ha padecido o lo sufre.

Tal es el caso de Sonia Rodríguez, quien tomará parte en la carrera/caminata de 5 kilómetros.

El año pasado, Sonia sintió un bultito a la altura del cuello y se lo comentó a su madre, Darma. Debido a que en la familia había un antecedente familiar muy cercano, la señora Darma llevó a su hija a la emergencia del Jackson Hospital para saber de una vez por todas de qué se trataba esa inflamación.

Sonia fue referida a un especialista y le fue diagnosticado un linfoma Hodgkin. Y entonces empezó la batalla por la vida.

“Mi madre, la abuelita de Sonia, había tenido la misma enfermedad y esa experiencia me ayudó a actuar de prisa con mi hija’’, confesó la señora Darma.

“Mi madre fue atendida en el Sylvester y fue tan bueno el tratamiento que ella no murió de eso, sino de un problema en el páncreas, por eso yo llevé a mi hija ahí y avanzamos de manera muy rápida’’.

De inmediato, Sonia recibió un tratamiento de quimioterapia. Tenía 16 años y se encontraba de pronto en una situación inesperaba. El gran soporte fue y es su familia.

“En efecto, somos una familia grande de origen cubano, tengo 13 primos y nueve de ellos son contemporáneos conmigo’’, comentó Sonia.

“Nadie dramatizaba, todo lo contrario, siempre había motivo para una fiesta. Me tocaba una sesión de quimioterapia hacíamos fiesta, una cita con el doctor era motivo de fiesta y era como siempre habíamos vivido para celebrar las navidades, los cumpleaños y lo que fuere’’.

Su padre, Alex, se cortó el cabello al rape y Sonia sintió más que nunca el invalorable apoyo de todos los suyos.

El día de su cumpleaños, el 28 de agosto pasado, fue su última sesión de quimioterapia. Al mes siguiente su enfermedad fue declarada en remisión, que equivale a decir que entra en un estado en que ya no la afecta.

“Siempre quise ser veterinaria, pero en el hospital cuando iba a la quimioterapia veía a algunos niños solitos y me daba mucha tristeza’’, reveló Sonia. “Entonces decidí que mi meta es estudiar Medicina con especialización en oncología’’.

Sonia completó sus estudios secundarios en el MAST@Homestead y ahora cursa el preuniversitario en FIU.

El viernes 5 de abril estará en Orlando en un viaje de promoción. Regresará al día siguiente a las 6 a.m. y ya comprometió a su madre para que la recoja en la estación de buses y de inmediato la transporte al Hard Rock Stadium para iniciar la carrera/caminata.

“Mi hija quería formar una fundación para ayudar a los niños con cáncer’’, comentó Darma Rodríguez. “Justo en ese momento, los Dolphins establecieron contacto con nosotros para informarnos de su fundación y para apoyarnos. Entonces aproveché para decirle a Sonia que era más efectivo sumarnos a un programa ya establecido que formar uno nuevo, y ella también lo entendió así’’.

El objetivo del DCC es mejorar la vida de las personas a través del apoyo financieron para la investigación en la lucha contra el cáncer.


“Desde su inicio, el DCC ha recaudado más de $27.5 millones’’, dijo Javier Sánchez, director de recaudación y desarrollo de la Fundación de los Dolphins. “Y el 100 por ciento de ese dinero ha ido al Sylvester para la investigación y la cura del cáncer’’.

Para información adicional llame al teléfono (305) 943-6799 o visite la página web http://www.DolphinsCancerChallenge.com

  Comentarios