Otros Deportes

Atletas peruanos se llenan de oro y los políticos de lata en los Panamericanos de Lima

Alexandra Grande se consagró bicampeona panamericana, el sábado 10 de agosto del 2019, en el polideportivo de Villa El Salvador.
Alexandra Grande se consagró bicampeona panamericana, el sábado 10 de agosto del 2019, en el polideportivo de Villa El Salvador. Foto: Lima 2019.

El deporte peruano alcanzó uno de los momentos más hermosos de sus historia al acumular 11 medallas de oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y superar las ocho que había conquistado en las 17 ediciones anteriores de la cita multideportiva más importante de las américas, iniciadas en 1951 en Buenos Aires.

La hazaña fue conseguida pese a la oposición a los Juegos de la mayoría de los políticos que argumentaban que las enormes necesidades del país exigían que los $1,600 millones presupuestados para Lima 2019 fueran destinados a salud y educación, entre otras cosas, como si no supieran que el deporte es precisamente salud, educación, disciplina y muchas cosas más.

“Oro en los Panamericanos, lata en la política”, escribió Pedro Ortiz Bisso, columnista del diario El Comercio, el decano de la prensa peruana. Y se preguntó: “¿Se imaginan qué hubiera sido del país sin los Juegos Panamericanos?”.

Corrupción, delincuencia, desmoralización, injusticia, incapacidad y abusos. Eso era el Perú antes de los Panamericanos Lima 2019. De pronto se inició la gran cita con una inauguración digna de unos Juegos Olímpicos, con el tenor Juan Diego Florez y el ídolo boricua Luis Fonsi como figuras estelares, y el ánimo cambió radicalmente. Una población de más de 34 millones de peruanos empezó a creer que es posible alcanzar un futuro mejor.

El presidente del Comité Organizador Local de Lima 2019 Carlos Neuhaus asumió las riendas el 16 de septiembre del 2016 cuando no había nada levantado y en poco menos de tres años hizo realidad una infraestructura que el mismísimo Carl Lewis dijo que era de las mejores que había visto en su vida.

Todos hablan ahora del legado en obra física que le queda al Perú con la Villa Deportiva Nacional, los polideportivos en Villa María del Triunfo y en Villa El Salvador, la Villa Panamericana, el Centro de Surf en Punta Rojas, el complejo deportivo Miguel Grau en el Callao, el de Costa Verde en San Miguel, el polígono en Las Palmas y el Centro Equestre, entre otros. Muchas de estas edificaciones están en las zonas más deprimidas de la ciudad como Villa María del Triunfo y Villa El Salvador, donde el Estado peruano nunca había aparecido.

Menos se menciona, sin embargo, el legado moral de Lima 2019. Neuhaus ha demostrado que trabajando con integridad y honestidad se puede contribuir a mejorar la calidad de vida de la población, sobre todo la de aquellos que no tienen nada, ni siquiera donde jugar, correr y saltar.

“No quiero que se acabe”, escribió Carlos Zegarra en el matutino La República. “He sido testigo de la cara de felicidad de quienes han conseguido una medalla”, continuó Zegarra. “He visto a una sociedad movilizándose a favor de que las cosas salgan bien. He visto a los peruanos jugando dentro y fuera de la cancha. No, no quiero que se acabe. Depende de nosotros que el fuego Panamericano permanezca encendido en nuestros corazones”.

El presidente de Chile aterrizó el sábado en Lima para recibir al día siguiente la posta porque Santiago organizará los Panamericanos el 2023.

“Quiero felicitar a Perú, porque ha organizado unos Juegos Panamericanos muy buenos”, exclamó el presidente chileno en suelo peruano. “Nos deja una barrera muy alta. Yo he podido ver los recintos deportivos, la organización, la mística y el entusiasmo. Es algo que tenemos que aprender y hacer en Santiago unos Juegos Inolvidables”.

Además Lima 2019 abrió los ojos a los peruanos sobre la existencia de otros deportes, pues antes de los Juegos Panamericanos solo exitía el fútbol para ellos. Ahora aprendieron a disfrutar la belleza de la variedad, aprecian el esfuerzo de algunos atletas que se preparan años para en algunos casos como en los 50 metros libres en natación competir en menos de 30 segundos.

No solo por primera vez en su historia Perú conquistó 11 medallas de oro en los Panamericanas, sino que por primera vez dos de sus atletas, la karateca Alexandra Grande y la esquiadora acuática Nataslia Cuglievan, se consagraron bicampeonas luego de subir a lo más alto del podio en Toronto 2015.

Antes de iniciarse los Juegos, el presidente del Perú Martín Vizcarra firmó una ley que otorga un departamento de los 1,096 construidos a un costo de $180 millones en la Villa Panamericana en la que se alojan más de 9,000 atletas y entrenadores, a cada uno de los peruanos ganadores de medallas. El tamaño de los flamantes departamentos será de acuerdo a la posición de ellos en el podio.

Además los vencedores peruanos en oro recibirán en efectivo $25,000; plata, $20,000; y bronce, $10,000.

Los 39 agraciados en Lima 2019 fueron:

Oro

Gladys Tejeda (Maratón)

Christian Pacheco (Maratón)

Diego Elías (Squash)

Natalia Cuglievan (Esquí).

Benoit Clemente (Surf-longboard)

Daniela Rosas (Surf open femenino)

Lucca Mesinas (Surf open masculino)

John Trebejo, Oliver Del Castillo y Carlos Lam (Karate-kata)

Claudia Suárez (Paleta frontón femenino)

Kevin Martínez (Paleta frontón masculino)

Alexandra Grande (Karate femenino)

Plata

Marcela Castillo (Taekwondo-poomsae)

Hugo Del Castillo (Taekwondo-poomsae)

Kimberly García (Marcha atlética)

Vania Torres (SUP Surf)

Tamil Martino (SUP Surf)

María Fernanda Reyes (Surf – longboard)

Alonso Wong (Judo)

Bronce

Luis David Bardalez (Levantamiento de pesas)

Marko Carrillo (Tiro)

Renzo Saux y Ariana Vera (Taekwondo poomsae mixto)

Leodan Pezo (Boxeo)

José María Lucar (Boxeo)

Diego Elías y Alonso Escudero (Squash dobles)

Itzel Delgado (SUP Surf).

Nicolás Pacheco (Tiro modalidad skeet)

Sergio Galdos y Juan Pablo Varillas (Tenis dobles masculino)

Sergio Galdos y Anastasia Iamachkine (Tenis dobles mixto)

Thalía Mallqui (Lucha 50 kg)

Mía Rodríguez y Nathaly Paredes (Frontenis)

María Belén Bazo (Vela)

Ingrid Aranda (Karate-kata)

Mariano Wong (Karate -kata)

Saida Salcedo, Andrea Almarza y Sol Romaní (Karate-kata equipos)

Renzo Sanguineti (Vela-modalidad bote abierto)

Mario Bazán (3000 metros con obstáculos)

Yuta Galarreta (Judo)

Yuliana Bolívar (judo)

Isabel Aco (karate-kumite)

  Comentarios