Otros Deportes

Hamlin gana las 500 Millas de Daytona en temerario final

Matt Kenseth, piloto del coche #20 Dollar General Toyota pierde el control en el final de las 500 Millas de Daytona, el domingo 21 del 2016 en Daytona Beach, Florida.
Matt Kenseth, piloto del coche #20 Dollar General Toyota pierde el control en el final de las 500 Millas de Daytona, el domingo 21 del 2016 en Daytona Beach, Florida. Getty Images

Gracias a una pasada final escalofriante, Denny Hamlin superó a Martin Truex Jr. en una llegada de fotografía para darle el domingo a la escudería de Joe Gibbs su primer triunfo en 23 años en las 500 Millas de Daytona, la prueba que marca el inicio de la temporada de NASCAR.

El tres veces campeón del Super Bowl como entrenador de los Redskins de Washington, entre 1981 y 1992, estaba totalmente enfocado en ganar la “Gran Carrera Americana” y los cuatro pilotos de su equipo en sus cuatro coches no lo defraudaron.

Hamlin, Matt Kenseth, Carl Edwards y el campeón reinante de NASCAR Kyle Busch corrieron en equipo toda la carrera.

Kenseth mantenía la punta sobre Truex Jr. en la última vuelta cuando de pronto Hamlin dio un salto de felino. Segundos antes había pasado a Kevin Harvick, lo que le permitió ponerse detrás de Kenseth, que intentó bloquearle el paso por fuera. Hamlin se jugó la vida y se metió por el centro entre Kenseth y Truex obligando a Kenseth a realizar una maniobra salvadora para no estrellarse contra la baranda, lo que provocó que quedara en el puesto 14 al final de la carrera cuando todo hacía pensar que sería el vencedor.

Tras su temerario movimiento, Hamlin sostuvo un duelo rueda a rueda con Truex y al final se llevó la victoria en un decisión por fotografía. El margen fue de 0.010 segundos, la llegada más apretada en 58 años de historia de la carrera.

“No sé de donde me salió ese movimiento providencial, no sé qué pasó, ni siquiera puedo darme cuenta de lo que hice”, afirmó Hamlin tras la victoria. “Se alinearon los astros. Pero eso no se hubiese producido si todos los Toyotas no hubiésemos estado juntos durante toda la carrera”.

Fue el primer triunfo de Hamlin en la Daytona 500 y el primero para Toyota. Gibbs, quien en noviembre pasado celebró con Busch el primer título en la Sprint Cup en una década, volvía a saborear el éxito en la Daytona 500 desde que lo logró con Dale Jarrett en 1993.

Truex, por su parte, trató de tomar la derrota con filosofía.

“Duele un poco”, dijo Truex. “Estábamos en el lugar correcto e hicimos todo bien. Quizás al final debí ser más agresivo”.

Toyota barrió el podio. Truex fue segundo y Busch tercero. Carl Edwards fue quinto y así Toyota logró cuatro de los cinco primeros puestos. Harvick con Chevrolet quedó cuarto.

El cubano Aric Almirola, con Ford, llegó en el puesto 12 ante más de 100,000 espectadores que colmaron el renovado autódromo de Daytona.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios