Entretenimiento

"Moonlight" es la mejor película tras confusión final y "La La Land" gana seis Óscar

edacción/ el Nuevo Herald

Mahershala Ali y Alex R. Hibbert en ‘Moonlight’, dirigida por Barry Jenkins.
Mahershala Ali y Alex R. Hibbert en ‘Moonlight’, dirigida por Barry Jenkins.

Tras un error en los Oscar que dejó a todos boquiabiertos, “Moonlight”, y no “La La Land”, se impuso como mejor película.

El drama de Barry Jenkins se anunció como ganador momentos después de que el elenco y equipo de producción del musical de Damien Chazelle subiera emocionado al escenario a recibir el galardón. Un miembro del equipo de “La La Land”, con el Oscar en la mano, se percató del error y de inmediato lo anunció.


Warren Beatty, quien había anunciado el premio, explicó que había recibido el sobre equivocado. “Quiero explicarles lo ocurrido”, dijo el ícono de Hollywood. “Cuando abrí el sobre decía Emma Stone, `La La Land'. Por eso tardé tanto en anunciarlo”.

Jimmy Kimmel, el anfitrión de los Premios de la Academia, responsabilizó en broma Steve Harvey, el presentador del certamen de belleza Miss Universo que el año pasado anunció erróneamente a Miss Colombia como la ganadora cuando en realidad la corona era para Miss Filipinas.

“La La Land” se impuso en seis categorías que incluyeron mejor dirección, para Damien Chazelle, y mejor actriz, para Emma Stone.

Stone derrota a Natalie Portman y Meryl Streep

Emma Stone logró este domingo el Óscar a la mejor actriz por su trabajo en el musical “La La Land”, categoría en la que competía frente a Isabelle Huppert (“Elle”), Ruth Negga (“Loving”), Natalie Portman (“Jackie”) y Meryl Streep (“Florence Foster Jenkins”).

“Me doy cuenta de que estar aquí se debe a una confluencia de suerte y oportunidad”, dijo la intérprete tras recoger el galardón.


Stone dio las gracias al director de la cinta, Damien Chazelle, por confiar en ella para “formar parte de un proyecto especial y único en la vida”.

También tuvo palabras para su compañero de reparto Ryan Gosling.

“Gracias por hacerme reír, por subir el listón y ser el mejor socio en esta aventura”, apuntó. “Aún tengo mucho que aprender en esta industria, pero este es un símbolo precioso para continuar ese camino”, agregó.

Esta era la segunda nominación de Stone (“Birdman”) y la primera en esta categoría.

Stone, que interpreta en la cinta a Mia, una joven aspirante a actriz, canta, baila y enamora en la obra de Damien Chazelle, un musical para el que ensayó durante casi tres meses y para el que le sirvió su experiencia previa en el teatro con la obra “Cabaret”.

Casey Affleck sale de las sombras

Casey Affleck obtuvo hoy el Óscar al mejor actor, la primera estatuilla que recibe en su carrera, gracias a su trabajo en el drama “Manchester By The Sea”.

Affleck cumplió con los pronósticos de los expertos y se impuso a candidatos de altura como Denzel Washington (“Fences”), Andrew Garfield (“Hacksaw Ridge”), Viggo Mortensen (“Captain Fantastic”) y Ryan Gosling (“La La Land”).

El intérprete, muy emocionado, dijo que el premio significaba mucho para él y dio las gracias, por encima de todo, al cineasta Kenneth Lonergan, porque si no hubiera escrito su papel en “Manchester By The Sea” él “no estaría aquí, seguro”.


También dio las gracias a su familia, y se mostró “muy orgulloso” de formar parte de la comunidad de Hollywood

El hermano pequeño de Ben Affleck conquistó a los académicos de Hollywood gracias a su interpretación contenida, sobria y repleta de matices del drama “Manchester By The Sea” de Kenneth Lonergan.

En esta cinta Affleck da vida a Lee Chandler, un huidizo y complicado hombre que trata de dejar atrás un trágico pasado cuando recibe la noticia de que debe hacerse cargo de su sobrino.

Affleck llegaba lanzado a los Óscar tras haber ganado el Globo de Oro, el Bafta y el Spirit por su trabajo en “Manchester By The Sea”.

El intérprete ya había sido nominado al Óscar por “The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford” (2007), y su filmografía incluye también la película “Gone Baby Gone” (2007); y la trilogía de “Ocean's Eleven” (2001), “Ocean's Twelve” (2004) y “Ocean's Thirteen” (2007).


No obstante, la controversia también acompañó su carrera al Óscar. Los medios de comunicación rescataron recientemente un antiguo caso, que se cerró con un pacto entre acusación y defensa, en el que una productora y una directora de fotografía denunciaron a Affleck por acoso sexual cuando trabajaron en su falso documental “I'm Still Here” (2010).

Chazelle, el mejor director más joven

Damien Chazelle ganó este domingo el Óscar al mejor director por “La La Land”, un reconocimiento que le convierte, a sus 32 años, en el realizador más joven de la historia en alzarse con ese galardón.

“Esta es una película sobre amor y yo me enamoré mientras rodaba. Significa todo que estés aquí hoy conmigo”, dijo Chazelle refiriéndose a Olivia, su pareja.


Sus rivales eran Denis Villeneuve (“Arrival”), Mel Gibson (“Hacksaw Ridge”), Kenneth Lonergan (“Manchester by the Sea”) y Barry Jenkins (“Moonlight”).

Chazelle, de 32 años y un mes, sobrepasa a Norman Taurog, quien tenía hasta ahora el récord como el director ganador del Óscar más joven de la historia, ya que su película “Skippy” se impuso en 1931 cuando tenía con 32 años y ocho meses.

No obstante, Chazelle no fue el director más joven de la historia en lograr la nominación. Esa marca sigue en posesión de John Singleton, que tenía 24 años cuando fue candidato por “Boyz n the Hood” en 1992.

Davis gana a la tercera

Dicen que la tercera es la vencida y para Viola Davis fue este domingo: se llevó el Óscar a mejor actriz secundaria por su papel en la adaptación para el cine de la obra “Fences”.

La actriz de 51 años, nominada en 2009 y 2012, partía como favorita en la categoría, en la que también participaban Nicole Kidman (“Un camino a casa”) y Octavia Spencer (“Talentos ocultos”), así como Michelle Williams (“Manchester junto al mar”) y Naomie Harris (“Moonlight”).

“Me convertí en un artista y gracias a Dios que lo hice porque es la única profesión que celebra lo que significa vivir la vida”, dijo al recibir el galardón.


En “Fences”, protagonizada y dirigida por Denzel Washington, Davis interpreta a la esposa de un frustrado recolector de basura en Pittsburgh en la década de 1950, que no logra aceptar las oportunidades perdidas de su pasado.

Su personaje, Rose, tiene que soportar las infidelidades de su marido y la problemática relación con su hijo.

Davis le agradeció igualmente al “capitán” Washington. “Gracias por poner dos entidades en el sitio del conductor: August y Dios. Y te salió bien”, dijo en referencia al autor de la obra, August Wilson.

Ali, primer actor musulmán en ganar un Oscar

Gran favorito, Mahershala Ali ganó este domingo el Óscar a mejor actor secundario y se convirtió en el primer actor musulmán en llevarse la gran estatuilla del cine.

El actor de 43 años fue galardonado por su papel en el drama familiar “Moonlight”, imponiéndose al británico Dev Patel, a los veteranos actores estadounidenses Jeff Bridges y Michael Shannon y al joven Lucas Hedges.

“Mi abuela hubiera querido que me abrochara el botón” del saco, bromeó antes de comenzar su discurso.

Su primer agradecimiento fue a sus “maravillosos maestros”. “Constantemente me dijeron (…) no es sobre ti, es sobre los personajes. Tú eres su sirviente, están a servicio de estas historias y con estos personajes me siento bendecido de tener esta oportunidad”, señaló.

Ali, convertido al islam en 1999 e hijo de una pastora evangélica, se unió en 2001 a la comunidad Ahmadiyya Community, un movimiento visto como hereje por otros cultos islámicos.

Dijo recientemente a la revista británica Radio Times que descubrió que estaba en una lista de vigilados del FBI después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Cinta iraní gana con un director ausente en protesta a Trump

El realizador iraní Asghar Farhadi consiguió este domingo su segundo Óscar a la mejor película de habla no inglesa, esta vez para su filme “El viajante”, pero no viajó a Estados Unidos a recibirlo en protesta contra Donald Trump.

“Siento mucho no estar con ustedes esta noche. Mi ausencia es por respeto a la gente de mi país y de esas otras seis naciones a las que ha faltado el respeto la ley inhumana que prohíbe su entrada a Estados Unidos”, dijo en su nombre la científica iraní Anousheh Ansari, que leyó un comunicado.

“Dividir el mundo en categorías de ‘nosotros' y ‘nuestros enemigos' genera miedo. Una engañosa justificación para la violencia y la guerra”, agregó el realizador de 44 años, que ya en enero había anunciado que no asistiría a la gala.

“Los creadores de películas pueden girar sus cámaras para capturar cualidades humanas compartidas y romper estereotipos de varias nacionalidades y religiones. Crean empatía entre nosotros y los demás. Una empatía que necesitamos hoy más que nunca”, concluyó.

Farhadi alcanzó la fama en 2011 con “Una separación”, crónica de un divorcio y una hija atrapada entre dos padres que se separan.

La película, que pinta además las fracturas de la sociedad iraní, recibió una lluvia de premios, incluyendo el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa y el Oso de Oro del Festival de Berlín.

Zootopia se alza como la mejor película animada

La comedia “Zootopia” ganó el Óscar a mejor película animada en la gala de este domingo en Hollywood, poniendo la corona a una cinta que en 2016 le dio nuevos récords a Disney.

El filme se centra en la historia del intrépido conejo Judy Hopps, un policía que junto al zorro Nick Wilde resuelve un crimen en una metrópolis habitada por una diversa población de animales.

Aclamada por la crítica, la película fue apoyada por una masiva campaña de publicidad y ha recaudado más de 1.000 millones de dólares en las taquillas a nivel mundial.

En diciembre de 2016, Walt Disney Studios se convirtió en el primer distribuidor de la historia en alcanzar los 7.000 millones de dólares de ingresos anuales por taquilla.

“Zootopia”, que era la clara favorita en esta categoría, compitió con otra película de Disney, “Moana”, además de “Kubo y la búsqueda del samurái”, “La tortuga roja” y “Mi vida de calabacín”.

“Esto es increíble, es un increíble honor. Cinco años atrás, casi seis… tuvimos esta idea loca de hablar sobre humanidad con animales hablantes con la esperanza de que, cuando la película saliera, pudiéramos hacer el mundo un poco mejor”, indicó Byron Howard, uno de sus directores junto a Rich Moore y Jared Bush.

“Zootopia” es protagonizada por Ginnifer Goodwin en la voz de Hopps y Jason Bateman en la del pequeño Nick.

Documental sobre O.J Simpson se lleva el Óscar

La cinta sobre el juicio por asesinato a O.J Simpson se llevó este domingo el Óscar a mejor documental.

“O.J.: Made in America”, un documental de casi ocho horas de duración hecho por la división de películas de la cadena deportiva ESPN, indaga sobre los asesinatos de la exmujer del jugador de fútbol americano, Nicole Brown, y su pareja, Ron Goldman.

El filme ya había sido premiado en el Festival de Sundance.

“Quiero dejar claro que no estaría aquí esta noche si no fuera por dos personas que no están hoy entre nosotros. Esto es para ellos y para sus familias”, dijo el director Ezra Edelman.

“También es para las demás víctimas de violencia y brutalidad policial, racial e injusticia criminal. Esta es su historia, como la de Ron y Nicole”, añadió.

Además, la película "Suicide Squad" se llevó el premio de maquillaje y peinado, y el de "Las bestias fantásticas y donde encontrarlas" ganó el de diseño de vestuario.

La gala de la 89 edición de los Óscar dio comienzo este domingo desde el Teatro Dolby, de Hollywood, una ceremonia donde el musical “La La Land”, de Damien Chazelle, parte como la gran favorita con 14 nominaciones.

El filme tiene en sus manos igualar o superar la cifra histórica de 11 estatuillas doradas, una marca en posesión de “Ben-Hur” (1959), “Titanic” (1997) y “The Lord of the Rings: The Return of the King” (2003).

Otras cintas favoritas para la cita son el drama independiente “Moonlight” y la cinta de ciencia ficción “Arrival”, con ocho candidaturas, respectivamente.

Pocos detalles han trascendido sobre el contenido de la gala conducida por el humorista Jimmy Kimmel, quien tratará de imponer su humor entre las actuaciones musicales y las referencias a las polémicas políticas del presidente de EEUU, Donald Trump.

La de Justin Timberlake ha sido la primera actuación de la velada, con su canción nominada “Can't Stop the Feeling”, de la película “Trolls”, justo antes del que será el primer monólogo de Kimmel.

El primer Óscar que se entregará será el de mejor actor de reparto, un galardón para el que Mahershala Ali parte como favorito por su trabajo en “Moonlight”.

  Comentarios