Entretenimiento

Festival de Cine Judío de Miami, 21 años haciendo historia

Foxtrot
Foxtrot Imagen de cortesía

El tan esperado Festival de Cine Judío de Miami (MJFF), por sus siglas en inglés, abre sus puertas este año del 11 al 25 de enero con más de 60 filmes y 50 invitados de todas partes del mundo. La premisa fundamental de esta edición es fortalecer los lazos entre los miembros de nuestra comunidad, a través de la magia del cine -extremando la calidad en la selección de las películas- y el poder evocador de la música; pues muchas de las funciones estarán acompañadas de actuaciones en vivo, protagonizadas por músicos de primera línea que harán de este festival una gran fiesta. Oportunidad para conocer y adentrarnos en el mundo de la cultura y el entretenimiento; al tiempo que se convertirá en “una experiencia memorable y enriquecedora para los amantes del cine en Miami”.

No perdamos de vista que se trata del tercer festival de cine judío más grande y respetado del mundo, el festival de cine de más rápido crecimiento en el estado de Florida y el mayor evento cultural judío en el sureste de los Estados Unidos. Según nota de prensa “gran parte del éxito extraordinario de este evento se debe a la gestión de su nuevo Director Ejecutivo, Igor Shteyrenberg, quien ha impulsado el festival hacia una era de expansión y compromiso con la calidad educativa y artística; evidenciando -en los últimos 4 años- un aumento de su audiencia original de 4,000 en 2013 a 27,000 en 2017”, esperando conquistar en 2018 a unos 30,000 espectadores.

Las películas podrán ser vistas en el Coral Gables Art Cinema, Miami Beach Cinematheque, O Cinema Miami Shores, Regal Cinemas South Beach, Aventura Arts & Cultural Center, Aventura Turnberry Jewish Center, Miami Beach JCC y Temple Beth Am. Allí seremos testigos de estrenos mundiales, en Estados Unidos y el estado de Florida, procedentes de 20 países, entre ellos Alemania, Italia, Polonia, Ucrania, Francia, Israel, Dinamarca, Sudáfrica, República Checa, Holanda, Australia, Argentina y España. Dichas cinematografías prometen diversidad de acercamientos, no solo al tema judío en particular (como es lógico predominan relatos de época sobre los abusos cometidos durante la Segunda Guerra Mundial, el holocausto y la persecución), un tema sensible, de fuerte valor histórico e identitario, pero también abundan películas que celebran la vida, desde la inclusión y el respeto mutuo; ya sea sobre la comunidad LGBTQ o personas con discapacidades físicas. Pues se trata de un cine para todos los gustos, que celebra lo inesperado y combate los estereotipos.

Todo esto lo podemos advertir en las palabras de Shteyrenberg, Director Ejecutivo del Festival, cuando en nota de prensa explicó: “El programa de este año es monumental en la amplitud del talento que se abre paso en cada una de las ricas, distintas y emotivas historias que trascienden las fronteras geográficas. Es en tiempos inciertos y tumultuosos como estos, cuando más necesitamos artistas y contadores de historias. El festival de este año es un testimonio de la capacidad inagotable de las películas para conmovernos, impactar nuestras vidas e incluso proporcionar ese escapismo tan necesario”.

Por esa misma razón, el evento distingue grandes líneas temáticas: la presencia de la música en el cine, donde destacan filmes como Itzhak (2017), documental de Alison Chernick, reservado para la noche inaugural, sobre el violinista de fama mundial Itzhak Perlman, con lo mejor de su música en vivo, a cargo del Amernet String Quartet, ensemble-in-residence de FIU; el estreno de Sammy Davis, Jr.: I’ve Gotta Be Me (2017) de Sam Pollard; Django (2017) de Étienne Comar, sobre la leyenda del jazz Django Reinhardt; Good Deeds: The Conductor Zubin Mehta (2017), acerca del emblemático director de la Orquesta Filarmónica de Israel; todos filmes biográficos que nos recuerdan el aporte esencial de cada una de esos maestros de la historia de la música. El Festival abre, además, por primera vez un After Hours Presentation con la proyección del filme clásico de animación Fantastic Planet (1973) del realizador francés René Laloux, que incluirá una partitura interpretada por Mystvries, un artista de synthwave de la Corporación Bribery de Miami.

En otro apartado podremos disfrutar de 12 filmes dirigidos por mujeres, entre ellos, GI Jews: Jewish Americans in World War II (2018), primer documental que cuenta la historia de los 550,000 hombres y mujeres judíos que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial; el poderoso drama de época The Light of Hope (2017) de Silvia Quer, el documental Moritz Daniel Oppenheim: The First Jewish Painter (2017) de Isabel Gathof; el estreno en Florida del interesante documental de Judy Kreith y Robin Truesdale Cuba’s Forgotten Jewels (2017), sobre los refugiados judíos que escaparon de la Europa ocupada por los nazis y encontraron un refugio seguro en Cuba. También engrosan la lista el aclamado documental Bombshell! The Hedy Lamarr Story (2017) de Alexandra Dean, donde se mezclan secretos de Hollywood con la historia y un poco de ciencia; y la conmovedora historia de amor Keep the Change (2017) de Rachel Israel, entre un hombre autista y la mujer que conoce en un grupo de apoyo, que coincide con la celebración anual del Mes de Concientización e Inclusión de Personas Judías con Discapacidades en Miami. El filme fue merecedor de tres premios en el Festival de Cine de Tribeca, incluido el Premio del Jurado a la Mejor Película, y ganador en el Festival de Cine de Karlovy Vary como Mejor Debut.

El festival celebrará el 70 aniversario de la independencia de Israel con un programa especialmente curado bajo el nombre Israel at 70, encabezado por el estreno de Ben-Gurion, Epilogue (2017), ganador del Premio Ophir (equivalente al Óscar en Israel) al mejor documental sobre uno de los estadistas más importantes del siglo XX. Pero este programa incluye también los filmes más representativos de directores israelíes. La lista esta encabezada por Foxtrot (2017) de Samuel Maoz, ganador de ocho premios Ophir, el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Venecia y candidata oficial por Israel a los Premios de la Academia como mejor película extranjera. Además podremos apreciar el esperado thriller Shelter (2017) de Eran Riklis, el apasionado drama de época An Israeli Love Story (2017) de Dan Wolman, Longing (2017) de Savi Gabizon, ganadora del Premio del Público en el Festival de Cine de Venecia; y el conmovedor drama de Nir Bergman, Saving Neta (2017). Otros títulos muy recomendados de este programa con lo mejor del cine israelí contemporáneo son The Cakemaker (2017), romance gay entre el sabor del merengue y el duelo por la perdida, Ganador del Premio del Jurado en el Festival de Cine de Karlovy Vary y Premio a la Experiencia Judía en el Festival de Cine de Jerusalén; el fascinante drama The Testament (2017) de Amichai Greenberg, la comedia Maktub (2017) de Odet Raz, uno de los mayores éxitos de taquilla del año en Israel; y el largometraje Scaffolding (2017) de Matan Yair, ganador de la Mejor Película Israelí en el Festival de Cine de Jerusalén.

El festival este año nos trae propuestas irrechazables, curiosos documentales sobre sucesos y artistas de Miami, como The Last Resort (2018) y A Call to Remember (2018), ambas en su estreno mundial en el marco del festival; Filmworker (2017), la historia no contada de Leon Vitali, quien renunció a la fama y la fortuna para servir durante décadas como la mano derecha de Stanley Kubrick; así como The Last Poker Game (2017) presentando la actuación final en pantalla del legendario actor ganador del Oscar Martin Landau; Ismael's Ghosts (2017) de Arnaud Desplechin, protagonizada por Charlotte Gainsbourg y Marion Cotillard; entre otras atracciones como la nueva sección City to City para presentar nuevos talentos, y la tercera Competencia Anual de Cortos de Animación. El programa general y los horarios pueden ser consultados en el página web http://miamijewishfilmfestival.org. No se pierda una sola de estas películas.

Rubens Riol es historiador del arte, crítico de cine y promotor cultural. Twitter @rubens_riol

  Comentarios