Entretenimiento

Fallece el compositor cubano Juan Blanco

Fotografía de archivo del compositor cubano Juan Blanco.
Fotografía de archivo del compositor cubano Juan Blanco.

El compositor cubano Juan Blanco, pionero del movimiento de música electroacústica en Cuba y Latinoamérica, falleció el miércoles en La Habana a los 89 años, a consecuencia de un inesperado paro respiratorio.

El deceso de Blanco ocurrió a las 11 a.m. en el Hospital Hermanos Ameijeiras de La Habana, donde se recuperaba de problemas renales y de hipertensión arterial. Juan Blanco (Mariel 1919--La Habana 2008) se estableció desde muy joven como uno de los defensores de la música culta más experimental, sin abandonar la sensibilidad de lo autóctono. Discípulo de José Ardevol en el Conservatorio de La Habana, se definió como heredero del legado cubano y moderno de compositores nacionales como Alejandro García Caturla y Amadeo Roldán, y con ese fin creó la Sociedad Amadeo Roldán.

Fue pionero en Cuba de la música concreta, la aleatoria, y la electrónica y espacial. Sus obras se desenvuelven en distintos ámbitos creadores, fundamentalmente en lo eletroacústico.

Blanco compuso mas de 160 obras que en su momento fueron interpretadas por la Orquesta Sinfónica Nacional y por solistas de la talla de Paquito D'Rivera, Leo Brower, Merceditas Valdés, Tata Güines y otros. Entre las más conocidas se encuentran Ensemble V, Estudios para banda magnetofónica, Contrapunto espacial III, Erotofonías y la histórica Música para danza, debut de la electroacústica en Cuba, el 5 de febrero de 1964.

Compuso también música para teatro y cine, ballets y para espectáculos al aire libre.

En los años 60, desde su posición como director de Música del Consejo Nacional de Cultura se opuso a la censura contra la música extranjera y la estadounidense en particular. Promovió la Orquesta Cubana de Música Moderna y un Quinteto de jazz que alcanzaron notoriedad.

Aunque durante décadas no pudo enseñar oficialmente en ningún instituto gubernamental, desde un pequeño estudio en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) organizaba conciertos de vanguardia que influyeron en las nuevas generaciones de compositores como Juan Piñera y su propio hijo Juan Marcos Blanco.

En 1981 estableció el Festival Internacional de Música Electroacústica con el nombre de Primavera en Varadero.

En los 90, Blanco siguió su camino de experimentación musical con las computadoras más modernas. Su labor fue adquiriendo cada vez mayor reconocimiento nacional e internacional. Su estudio fue rebautizado como Laboratorio Nacional de Música Electroacústica. Distintas instituciones le encargaron obras que le permitieron viajar por Europa, América Latina y China; en 1993 presentó varias de sus obras en Boston, EEUU.

El maestro tuvo seis hijos, dos de los cuales residen actualmente en Miami.

El musicólogo Neil Leonard III, ha escrito: "Lo cierto es que la música de Blanco es música cubana. No puede salirse de la música cubana. No importa cuál sea el tema o los instrumentos que haya elegido... Puede basar una obra en un tema asiático, y seguirá siendo música cubana''.

En el 2002 recibió en Cuba el Premio Nacional de Música.

El legado de Blanco es de valor incalculable, no sólo desde el punto musical, sino por lo meritorio de su lucha por defender la cultura ante todas las adversidades.

  Comentarios