Entretenimiento

Esta es la exorbitante suma que valdría el célebre trasero de Jennifer López, si quisiera asegurarlo

La diva del pop Jennifer López ostenta su curvilínea figura en un concierto en Minneapolis el pasado 3 de febrero de 2018.
La diva del pop Jennifer López ostenta su curvilínea figura en un concierto en Minneapolis el pasado 3 de febrero de 2018. Getty Images for DirecTV

Sin duda es el atributo más famoso del escultural cuerpo de Jennifer López, su trasero, considerado por miles de seguidores el más bonito de toda la industria del entretenimiento.

Y precisamente por su notoriedad, no han faltado las especulaciones sobre el monto, probablemente millonario, que costaría indemnizar ese gran don que la vida ha brindado a J.Lo.


Carnosas y redondeadas, como si los años por ellas no pasaran, las nalgas de la reina de las alfombras rojas finalmente tienen un precio estimado.

Según el cómputo realizado por el sitio de comparación de seguros Acierto.com, la indemnización, si realmente quisiera la diva latina asegurar su trasero, debe rondar los $5 millones.


Para hacer el cálculo los expertos tomaron en cuenta factores como los ingresos de la actriz puertorriqueña -$39.5 millones anuales-, los peligros a los que expone esa zona de su anatomía, su vida fuera de los reflectores, sus hábitos alimentarios y de ejercicio, y un largo etcétera que van más allá de su profesión, informó la entidad española.


Muchas celebridades han asegurado alguna parte de su anatomía, a sabiendas que su cuerpo, o partes del mismo, son el secreto de su éxito. Las piernas de Rihanna, los labios de Angelina Jolie, las manos del portero Iker Casillas, las cuerdas vocales de Enrique Iglesias, la melena de Jennifer Aniston y los brazos de la tenista Anna Kournikova han estado protegidos por pólizas de seguro.

J.Lo. ha declarado en el pasado que no tiene sus posaderas aseguradas. Si se decantara por una póliza que la cubriera ante una posible incapacidad permanente que le impidiera volver a trabajar, la prima rondaría la friolera de $25,000 anuales, de acuerdo con la estimación.

La aseguradora se responsabilizaría de todo tipo de contingencias, más allá de las que atañeran a su trasero, su gran arma de seducción.


¿Merece la pena? El quid de la cuestión radica en la finalidad del seguro, es decir, “en si la parte del cuerpo que se asegura le ayuda a generar unos ingresos” explica Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com. “Se trata de algo que va más allá de los famosos. De hecho, hay muchos cirujanos y profesionales sanitarios que tienen aseguradas sus manos; pues su profesión depende de ellas”.

Siga a Daniel Shoer Roth en Facebook y en Twitter: @DanielShoerRoth.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios