Entretenimiento

Kat DeLuna: “La fama es algo muy peligroso”

Kat DeLuna
Kat DeLuna Foto de cortesía

Un poco más de tres minutos. Eso fue todo lo que necesitó Kat DeLuna para conquistar al mundo con su canción “Whine Up”, la cual se adueñó de los primeros lugares de Billboard en el 2007. El tema, incluido en su disco de presentación 9 Lives, la llevó a vivir experiencias únicas: en Camboya fue aplaudida por el primer ministro, en Madagascar cantó frente a 80,000 personas y en Bélgica ganó dos TMF Awards.

El éxito que generó su debut musical fue tan rápido que la tomó por sorpresa: “La primera vez que escuché “Whine Up” en un lugar público pensé que alguien había puesto la pista de la canción, pero entonces me di cuenta que mi voz salía de la radio y comencé a gritar como loca. A los pocos días la canción estaba en todas las radios, en todas las discotecas…”.

Tenía solo 19 años y hoy, once años después, reconoce que de la mano de la fama llegaron varios peligros para los que no estaba preparada: “La enfermedad mental fue uno de los más grandes”, dice sin titubearlo. “La fama es un mundo muy grande, lleno de luces, con muchas fantasías. Es fácil creer que uno siempre va a estar allí… crea una especie de psicosis”.

Cuando se le pregunta si ella sucumbió a esa “enfermedad mental”, revela: “Yo no, pero alguna gente que estaba a mi alrededor, si”, y entonces exclama: “¡Pero es que tu no conoces a mi mamá! ¡Ella jamás permitiría que algo así me pase! Es importante que en este trabajo uno se rodee de gente que nos diga la verdad porque la fama es algo muy peligroso, y gracias a Dios, yo siempre he tenido a mi mamá cerca, protegiéndome”.

Shot_1_Beauty_0066.jpg
Kat DeLuna Nevares PR Foto de cortesía

Tras grabar tres álbumes (9 Lives, Inside Out y Loading), DeLuna acaba de estrenar el tema “Nueva actitud”, con la colaboración del artista urbano Arcángel: “Siento que con este disco estoy viviendo un momento”, dice llena de entusiasmo. “Para mi esta no es una canción, es todo un movimiento para empoderar a mucha gente, sobre todo a la juventud”.

Para impulsar ese movimiento, unos días después de presentar “Nueva actitud” la artista se unió al programa “Real Players Don’t Bully” de Playwork. El objetivo de ese programa es prevenir el acoso escolar y aumentar la inclusión en las escuelas primarias de Estados Unidos. Y, para mostrar que su compromiso con esa causa es sincero, enseguida comenzó a visitar algunas escuelas primarias para llevar un mensaje de respeto y unión entre los estudiantes.

“La gente siempre me dice: tu eres tan positiva, siempre estás tan alegre… Quisiera contagiar a la gente de estos sentimientos. Que sepan que aunque tú tengas altas y bajas debes seguir adelante. Las temporadas bajas en tu vida pasan por algo… y después traen algo positivo”.

Como artista sabe muy bien de esas altas y bajas pues tras el éxito de sus dos primeros discos, pasó un tiempo fuera de los escenarios: “Grabé un disco que fue muy exitoso en Japón. Estuvo en todos los charts allí… Después me tomé un receso para prepararme para este nuevo momento, porque sabía que iba a grabar de nuevo un gran disco”.

Entre giras y grabaciones, Kat DeLuna se da una que otra escapadita a la pastelería que su mamá tiene en New Jersey porque, cuando no está cantando, está horneando pasteles. “La gente no sabe que eso es algo que me relaja bastante. Hasta tengo mi propia receta del Tres Leches que es lo máximo”, dice antes de terminar con una muestra de su buen sentido del humor. “Pero como en la pastelería no dejo a nadie tranquilo con mis bromas, mi mamá me ‘bota’ rápido de la pastelería. Por eso estoy aquí, lista para seguir cantando por el mundo”.

  Comentarios