Entretenimiento

Legendario actor de ‘¿Qué pasa, USA?’ muestra faceta poco conocida de su quehacer

Manolo Villaverde y su amor por las pinturas

El actor cubano y pintor cubano Manolo Villaverde junto a sus cuadros, el sábado, 27 de Julio del 2019.
Up Next
El actor cubano y pintor cubano Manolo Villaverde junto a sus cuadros, el sábado, 27 de Julio del 2019.

El actor cubano Manolo Villaverde, conocido a nivel internacional por su personaje de Pepe Peña en la serie ¿Qué pasa, USA?, nunca se ha tomado muy en serio lo de su faceta de pintor. Pero como sus amigos siempre insisten en que exponga sus obras, decidió complacerlos una vez más para que lo dejaran en paz.

“Ellos son los que me ponen al borde del abismo cada vez que me piden que exhiba mis cuadros. Y aunque sé que a muchas personas les gustan, en realidad no me considero un pintor profesional como para tener que estar exponiendo todo el tiempo. Lo mío es la actuación”, expresó Villaverde a el Nuevo Herald mientras da los toques finales a las 42 acuarelas, los tres dibujos a tinta y el acrílico que mostrará en el Comber Hall de Coral Gables el viernes 2 y el sábado 3 de agosto.

La exhibición incluye Alfareras valencianas, El patio de las doncellas del Alhambra y Los jardines del alcázar de Sevilla.

“España e Italia son mis principales fuentes de inspiración”, dijo a propósito de La albufera de Valencia, “una zona pantanosa muy parecida a los Everglades”, y de El Ponte di Rialto, un paraje veneciano que no deja de impresionarlo cada vez que lo visita.

“En Venecia me siento como en casa, y en las 18 ocasiones en que estado allí siempre le he descubierto algo nuevo”, afirmó.

En cuanto a los temas cubanos, que no abundan mucho en sus cuadros, el actor seleccionó Amapola, basado en el recuerdo de una santera que vivía en la calle Tejadillo de La Habana Vieja, y Belén, inspirado en una muchacha del Barrio del Ángel que lo impresionó por su belleza.

A la muestra se suma Bohío cubano, un cuadro que pintó hace 50 años y que no estará a la venta. “Sólo pienso exhibirlo. Le tengo cariño. Nunca lo pondría a la venta por razones sentimentales”, confesó.

Alfareras valencianas.jpg
‘Alfareras valencianas’ figura entre las obras que exhibirán Manolo Villaverde en el Comber Hall de Coral Cables. / Cortesía M. Villaverde

Villaverde, un admirador incondicional de la obra de Sorolla y Carolla y Caravaggio, aprendió la técnica en Miami con el maestro venezolano Abdón Romero, cuando ya llevaba muchísimos años pintando por intuición.

“Él me enseñó a manejar los colores y a dominar la acuarela, una de las técnicas más difíciles de las artes plásticas”, reconoció el actor de 82 años, tras recordar que su afición a los pinceles comenzó durante su infancia.

“Desde niño me la pasaba ilustrando las series de radio de la época. Pintaba a Tamakún, ‘el vengador errante’, a Tarzán, a El Príncipe Valiente y a otros héroes que ahora escapan de mi memoria”, evocó. “Recuerdo que un día mi padre no podía creer que había copiado un dibujo de una lata de bombones. Y cuando le dije que quería ser pintor, me respondió que me moriría de hambre. Lo mismo expresó cuando le comuniqué mi decisión de ser actor”.

Luego de estudiar contabilidad en Nueva York y enrolarse en la Marina de Guerra de Estados Unidos, en 1958 Villaverde regresó a Cuba, donde de inmediato se vinculó al Teatro Universitario de La Habana.

Con el tiempo, integró los elencos de los espacios dramatizados más importantes de la CMQ Televisión hasta 1964, cuando parte al exilio, vía México, después de haber sido arrestado en dos ocasiones por circular propaganda contra el régimen.

“No me pudieron pobrar nada”, aclaró.

En Miami, el actor continuó su carrera haciendo doblajes de películas, “en las radionovelas que se grababan en la Torre de la Libertad” y, más tarde, en el teatro.

Qué pasa USA.JPG
Elenco de ‘¿Qué pasa, USA?’ (sentados) Manolo Villaverde y Ana Margarita Martínez Casado, (en el piso) Ana Margo y Steven Bauer (de pie) Velia Martínez y Luis Oquendo. Archivo el Nuevo Herald

“Mi debut fue en La rosa tatuada, junto a Norma Zúñiga. Recuerdo que en el público estaba Pepe Bahamonde, el productor de ¿Qué pasa, USA?, quien me propuso interpretar a Pepe Peña. Y después de negarme tres veces, terminé aceptando”, rememoró el actor, quien no se arrepiente de su decisión.

Villaverde atribuye el éxito de la serie a que la realidad del inmigrante sigue siendo muy parecida a la de cuando se estrenó hace 40 años. Sin contar que el contraste de generaciones en la dinámica familiar no pasa de moda.

“Para mí es un misterio que en países tan ajenos a nuestra cultura como Japón, Turquía y Arabia Saudita haya tenido tan buena acogida. ¿Cómo pudieron entender los chistes si están basados en el bilingüismo?, se preguntó.

En cuanto a Pepe Peña, dijo que es el personaje que más satisfacciones le ha proporcionado en su carrera.

“La gente se identifica con él. Todo el mundo lo relaciona con el padre gruñón que a la vez puede ser muy tierno y comprensivo. Peña es un buenazo que nunca se olvida, es de esos hombres que ladran dulcemente”, explicó Villaverde, quien comprobó la verdadera dimensión de su personaje cuando supo que un paciente en estado terminal del Miami Children’s Hospital (hoy Nicklaus) le pidió a su padre que lo llamara.

“Cuando llegué allí supe uno de los últimos deseos de aquel niño era conocer a Pepe Peña. Ahí me di cuenta de cuanto había calado el personaje entre la gente. Aquello me cambió la vida”, concluyó.

Exposición de acuarelas de Manolo Villaverde. Comber Hall 2711 Indian Mound Trail, Coral Gables (próxima a la iglesia Little Flower). Viernes 2 y sábado 3 de agosto, 7-11 p.m. Entrada gratis.
Arturo Arias-Polo cubre teatro, televisión, música popular y cine, entre otros temas relacionados con la vida cultural de Miami. Es graduado de la Universidad de la Habana.
  Comentarios