Entretenimiento

Venerada en Cuba, Rosita Fornés comienza una nueva etapa en la capital del exilio cubano

La legendaria actriz, cantante y vedette cubana Rosita Fornés decidió quedarse a vivir en Miami después de haber visitado la ciudad en numerosas ocasiones.

La noticia la dio en su canal de YouTube el presentador Alexander Otaola, mencionando razones de salud como uno de los motivos de la artista para establecerse en Miami.

En esta ciudad viven su única hija, la actriz Rosa María Medel; su yerno, el productor José Antonio Jiménez y varios nietos.

Fornés enfrentó una neumonía que la mantuvo hospitalizada unos días, pero ya se está recuperando, detalló Otaola.

Por su parte, un viejo amigo de Rosita, el estilista y director de escena Alejandro Galindo, residente en Miami, dijo a el Nuevo Herald que ésta se encuentra “muy animada y con muy buena salud para sus años”.

“Rosita come y duerme muy bien. De hecho le hablé de hacer un espectáculo unipersonal y se mostró muy animada, afirmó Galindo.

Con respecto a si se queda o no en Miami, Galindo dijo que “ella pasa más tiempo aquí que en La Habana. Cuando le pregunté si pasaría las Navidades en Miami me dijo que sí. Pero nunca me respondió si regresará o no”.

El Nuevo Herald llamó al yerno de Fornés, José Antonio Jiménez, para obtener un comentario de la artista sobre la decisión de quedarse en Miami, pero no obtuvo respuesta.

Nacida en Nueva York el 11 de febrero de 1923, Fornés, hija de padres españoles radicados en Cuba, se nacionalizó cubana y desarrolló una versátil carrera que incluyó el cine, la televisión, la revista musical, la zarzuela y la opereta. De su paso por el cine se recuerda su inolvidable actuación en la comedia Se permuta (1985), cuya versión teatral protagonizó previamente durante una larguísima temporada.

Sus comienzos artísticos se remontan a 1938, cuando con 15 años, participó en La corte suprema del arte, un programa de aficionados en el que resultó ganadora con la milonga La hija de Juan Simón. Su debut en el cine se produjo en Una aventura peligrosa, una comedia de Ramón Peón filmada en 1939.

Su carrera alcanzó proyección internacional con actuaciones en España y México, donde formó parte de la época de oro del cine mexicano. Brilló además en la televisión cubana en espacios musicales y dramatizados. En Miami participó en el XIV Festival Latinoamericano del Monólogo, en el 2015, con una obra de tono biográfico.

Fornés, de 96 años, recibió el pasado abril un gran homenaje por sus ocho décadas de carrera en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Durante la función se realizó un recorrido por piezas clave en su repertorio, como El Pichi de la revista musical Las Leandras, que fue interpretado por Edith Mazola. También se proyectaron saludos de figuras tan importantes como el compositor cubano Meme Solis, residente en Nueva York y uno de sus amigos entrañables. Pese a que se anunció que al final del espectáculo la vedette le hablaría al público no pudo hacerlo por la emoción.


Además de su hija y sus nietos, Fornés tiene en Estados Unidos a una hermana más pequeña, Elisa Palet, por el lado de su padre, Santiago Palet. El encuentro con Elisa se recoge en el documental Dos hermanas hermosas, dirigido por su yerno, José Antonio Jiménez.

Fornés se presentará el 19 de octubre con Memé Solís y un desfile de estrellas en el espectáculo Siempre contigo, en el Miami-Dade County Auditorium.

  Comentarios