Entretenimiento

Mariss Jansons dirige a cuatro magníficos solistas

La obra coral más admirada de Antonín Dvorak es el Stabat Mater. El músico comenzó la composición de esta obra monumental a finales de 1875, pero la pospuso debido a otras responsabilidades y estados anímicos. Sin embargo, el fallecimiento de su hija de 11 meses, y de su hijo de tres años, lo sumió en un profundo estado de melancolía, y decidió seguir adelante para concluir esta obra maestra. Pero, a pesar de su inconsolable tristeza, no pudo resistir la tentación de escribir melodías simples con reminiscencias folclóricas que matizaron el luminoso Stabat Mater. En este registro, el estelar Mariss Jansons dirige a cuatro magníficos solistas y las fuerzas combinadas del coro y orquesta de Bayerischen Rundfunk.

‘Dvorak. Stabat Mater’. Belvedere. Nro. de serie 08004 DVD.

  Comentarios