Entretenimiento

Las células madres autólogas y los problemas de la columna vertebral

Dr. Ramón Castellanos

Curiosamente hace unos días Gerardo, un paciente que ha padecido por los últimos tres años de un dolor lumbar izquierdo que le irradia hasta la pierna –conocido como ciatalgia, resultado de una compresión o irritación de una de las raíces de los nervios espinales– sugería que escribiéramos un artículo sobre el valor de las células madres autólogas para curar estos problemas de la columna vertebral.

Los problemas de la columna son relativamente frecuentes, hernias de disco, nervios pinchados, estenosis, desgaste de los discos y artritis en las estructuras lumbares y del cuello, hacen que cientos y miles de personas sufran de dolores, que a veces se tornan incurables. Desafortunadamente la medicina moderna solamente puede “curar” menos de un 10 por ciento de estos problemas utilizando pastillas analgésicas, antiinflamatorias, la terapia física, acupuntura, masajes, etc. Una vez que esto falla un número de pacientes se somete a cirugía del área afectada.

Tristemente la cirugía puede ayudar a estos pacientes por un período corto de tiempo y la razón es muy obvia. Generalmente existen varios tejidos y áreas enfermas en un problema de columna, las células madres encargadas de reparar y regenerar sufren de una “sequía” o “ausencia” , lo que yo llamo disfunción. Como todos sabemos la cirugía corta, extrae y fija con láminas y tornillos de titanio el área. Teóricamente todo suena muy bonito, pero la realidad es muy distinta, el hecho de cortar sobre tejido sano para llegar al enfermo causa más daño y ulteriormente la aparición de tejido fibroso o “queloide”, el hecho de extraer el tejido enfermo y sustituirlo por titanio, crea una severa área de fibrosis e interacción con el material extraño.

No es menos cierto que mecánicamente funciona por los primeros meses, pero en un momento empieza el tejido fibroso a dar dolor, hasta que se vuelven a irritar los nervios. Para ir de mal en peor al cancelar la función de un disco, de una vértebra, ligamento o articulación de un nivel o varios niveles en dependencia de la extensión de la operación provoca que los niveles por encima y por debajo tengan que adquirir obligatoriamente el trabajo del nivel operado causando un rápido desgaste de estos niveles.

Por su parte, las células madres autólogas trabajan de forma muy diferente, nosotros somos capaces de determinar la localización y extensión de las estructuras dañadas, incluidos los nervios y raíces nerviosas. La colocación sin “cortar” y con una precisión milimétrica de diferentes tipos de células madres hace del procedimiento, la capacidad de las células madre de enviar un mensaje de “wifi” a las células dañadas y reprogramarlas a volver a su estadio primario.

Las células madres abortan cualquier intento del cuerpo de producir tejido fibroso ya que, como dije, reprograman correctamente a las células que se han “echado a perder”. Este fue el caso del paciente Alfredo Pérez, quien regresó seis semanas después de un implante de células madres autólogas de médula ósea y grasa resultado de una hernia que causaba una compresión del nervio y al cual le habían fallado todos los tratamientos por los últimos tres años y se encontraba desesperado antes de decidirse a optar por el procedimiento de células madres sugerido por su médico en nuestro StemCell Miami, con el Dr. Castellanos.

Alfredo confesó: “El resultado ha sido increíble, mucho más de lo que hubiera podido imaginar”. Además Alfredo sonríe mientras admite que pensó, al salir del Instituto, que no había sido buena idea después de implantarse las células madres. Me tomo exactamente de 6 a 8 semanas , pero como un reloj, empecé a mejorar paulatinamente cosa que había perdido toda esperanza con procedimientos anteriores, “ahora me siento sin dolor” y “mucho mas fuerte” gracias a este nuevo milagro de la ciencia que no vive en un ámpula o una pastilla sino dentro de nosotros mismos.

El Dr. Ramón Castellanos, MD, es especialista en Regeneración Celular con Células Madre, Stem Cell Miami. Profesor Asistente de la División de Cirugía de la escuela de medicina FIU. Para más información stemdoc305@gmail.com o info@stemcellmia.com o llamar al (305) 598-7777.

  Comentarios