Música

‘Rising Stars’ verdaderas estrellas nacientes

Un espectáculo que nadie debe perderse es el que todos los años ofrece la New World School of the Arts (NWSA) con el nombre de Rising Stars (Estrellas nacientes), porque verdaderamente ofrece una constelación de artistas que, aunque acabados de graduar o aún estudiando, ya muestran un talento especial, así como el resultado de la efectiva enseñanza de muy capaces y dedicados profesores.

Todos los años el evento atrae a un nutrido público que va más allá de familiares y amigos, pues se trata de algo de calidad por un módico precio. Este año fue el sábado 19, y en el Olympia del downtown y se pudo apreciar mayor concurrencia que el año anterior.

Danza, música clásica, jazz, teatro, canto lírico, coral. Este año no se incluyó un fragmento operístico, pero sí hubo magníficas escenas de los famosos musicales Fiddler on the Roof y A Little Night Music, que demostraron el brillante desarrollo de los alumnos en el difícil género del musical.

La orquesta se destacó especialmente con la Obertura Festiva, op. 96, de Shostakovich y mantuvo un nivel profesional en todas sus intervenciones. Especial mención para el joven clarinetista Tyler Goodman que tuvo a su cargo la labor solista en el Concierto para clarinete, de Artie Shaw, acompañado por el High School Jazz Ensemble, bajo la dirección de Jim Gasior.

Muy bien también la intervención del coro, y las dos escenas teatrales, una de El Inspector, de Gogol, y otra de Rock N’Roll, de Stoppard. Pero, sin quitar mérito a todos los participantes, las palmas mayores fueron para los bailarines y las tres coreografías presentadas, especialmente Asuka, de Eduardo Vilaro, inspirada en canciones que interpretara la gran Celia Cruz, en remix, más La Paloma y La Guantanamera. Espectaculares también Lets Go Fly a Kite, de Andrea Jonusas y Some Old Good News, de Kehynde Hill, con música de Count Basie en arreglos de Marcus Banks. Sin duda estos bailarines y estos coreógrafos van a hacer carreras brillantes y quizá hasta escribirán un capítulo interesante en la historia de la danza. Cuánto derroche de creatividad.

Imposible detallar un espectáculo que se extendió por más de dos horas y media con vigor y movimiento y hasta se le otorgó el premio Alumnus a una antigua alumna que ahora triunfa por el mundo, la cineasta Lulu Wong, que dirigió al público unas divertidas y lúcidas palabras.

Sin duda, la NWSA es una cantera de talentos que pone muy en alto el nombre de esta ciudad. Si se perdió el show de este año, manténgase al tanto, porque este es uno de los momentos más esperados de la temporada. Se trata de las estrellas del futuro, y de más de una quizá usted podrá decir: “Yo asistí a su graduación”.• 

El próximo concierto de la New World School of the Arts será el lunes 6 de abril con música de cámara y recital de piano, en la First United Methodist Church, 400 Biscayne Boulevard, 6 p.m. Gratis.

daniel.dfernandez,fernandez@gmail.com

  Comentarios