Música

La Cleveland y ‘Carmina Burana’ espectacular

Giancarlo Guerrero condujo a la Cleveland Orchestra en ‘Camina Burana’
Giancarlo Guerrero condujo a la Cleveland Orchestra en ‘Camina Burana’ el Nuevo Herald

Solo en Miami se puede poner Carmina Burana, de Orff, cuatro noches seguidas con un teatro de 2,200 butacas lleno a tope. No sé de ninguna ciudad europea o norteamericana que haya hecho lo mismo. Y no solo es que el público culto de Miami aumenta constantemente, sino que la calidad del espectáculo hizo que muchos fueran a verlo más de una vez.

La Cleveland Orchestra (OC) y su coro gozan de bien merecida fama internacional. De igual manera que los tres solistas, la soprano Nadine Sierra, el barítono Stephen Powell y el contratenor Anthony Roth Costanzo, han recibido laudos en prestigiosos escenarios. Nadie quería perderse esta puesta de la cantata famosa, a pesar de que en Miami se ha puesto dos temporadas seguidas con éxito similar al de la noche del viernes, del que fui testigo.

Sobran los elogios para la CO, que en noviembre iniciará su décima temporada en residencia en Miami. Bajo la batuta del maestro Giancarlo Guerrero, la orquesta demostró una vez más su excelencia. El maestro de origen nicaragüense se lució acentuando los efectos dramáticos con un acertado uso de las dinámicas.

El coro de más de 100 cantantes, a cargo de Robert Porco, fue elemento clave para la espectacularidad de la función por su fuerza e impecable acople. Kudos también para la intervención del Miami Children’s Chorus que dirige Timothy Sharp.

Entre los solistas, la parte del león se la llevó el barítono, no solo porque su participación es mayor, sino porque su actuación fue extraordinaria. De sólida y bien entonada voz, Powell supo sacarle todos los matices a sus intervenciones explorando los límites de su tesitura y con experto juego actoral.

Sierra, de bella voz y presencia, cumplió hermosamente con su parte; aunque sin especial brillantez. Las breves intervenciones de Roth Costanzo también resultaron notables, en especial, su caracterización del cisne en el asador.

Aunque esta obra hubiera bastado para una noche memorable, la primera parte del programa fue la breve cantata Chichester Psalms, de Bernstein, entregada con especial belleza por el coro, Roth Costanzo y la orquesta.

Sin duda un brillante cierre de temporada que fue largamente ovacionado. • 

El próximo concierto de la Cleveland Orchestra será el 13 y 14 de noviembre con obras de Chávez, Shostakovich y Saint-Saens. (305) 949-6722 y arshtcenter.org/cleveland.

daniel.dfernandez.fernandez@gmail.com

  Comentarios