Música

‘Les Arts Florissants’ un sueño realizado

La soprano Emmanuelle de Negri integró Les Arts Florissants (LAF), que se presentó en New World Center de La Playa.
La soprano Emmanuelle de Negri integró Les Arts Florissants (LAF), que se presentó en New World Center de La Playa.

Al fin se realizó el sueño de Kathy Gaubatz, directora de la Bach Society, de traer a Miami al famoso grupo francés Les Arts Florissants (LAF) que se especializa en música barroca. Integrado por cantantes y músicos extraordinarios, el grupo fue creado en 1979 por su actual director William Christie.

El prestigio ganado por sus numerosos discos y sus triunfales actuaciones alrededor del mundo atrajo a un nutrido público al New World Center de La Playa en la noche del miércoles. El programa Serious Airs and Drinking Songs resultó ideal para demostrar la excelencia y versatilidad del grupo. Las exquisitas melodías cortesanas, especialmente atractivas por su expresividad en tramas amorosas, se veían salpicadas de graciosas canciones de bebedores, en las que los cantantes se daban gusto al actuar como beodos sin perder una nota.

El grupo de integrantes de LAF que inició su periplo norteamericano en Miami está integrado por la soprano Emmanuelle de Negri, la mezzo Anna Reinhold, el tenor lírico Reinoud Van Mechelen, el barítono Marc Mauillon y el bajo Lisandro Abadie, con Florence Malgoire y Tami Troman en los violines, Myriam Rignol en la viola da gamba, Thomas Dunford en el theorbo y el propio Christie en el clavicordio.

Cada uno de ellos ostenta méritos y reconocimientos, especialmente los cantantes, quienes han interpretado óperas en distintos escenarios y grabado exitosos discos. La excelencia se mostró desde los primeros acordes de D’un feu secret je me sens consumé, de Michel Lambert, con que abrió la noche. Pero todo el espectáculo habría de ser una sucesión de bellezas a las que lamentablemente el público miamense no tiene usualmente acceso.

Junto a autores más conocidos como Couperin y Charpentier, el generoso concierto, que contó con un breve intermedio, ofreció las obras de autores menos populares del barroco francés como Honoré d’Ambruys y Joseph Chabanceau de la Barre.

El público se mostró muy receptivo ante este repertorio poco frecuente, especialmente en las animadas canciones de beodos, como la que cerró la primera parte, tomada de Los nuevos interludios para Le Mariage Forcé, de Charpentier. Sería injusto destacar a un cantante más que otro, pues todos tuvieron su momento de esplendor en solitario, además de los dúos y concertantes en los que las voces se acoplaban sin reproche con o sin el sustrato del bajo continuo.

Una noche extraordinaria que por primera vez les dio a los miamenses la oportunidad de conocer en directo un aspecto particular del barroco francés y en instrumentos auténticos. Un toque especial, al final, ante la ovación, las palabras que dedicó Christie a la inolvidable Gaubatz. La función culminó con el final de Les Arts Florissants, de Charpentier, como encore. El sueño de la legendaria directora se había cumplido, aunque ella, que tanto hizo por la cultura de esta ciudad, debió disfrutarlo desde un lugar más alto.• 

La Bach Society organiza el Tropical Baroque Music Festival. (305) 669-1376 e Info@Miamibachsociety.org.

daniel.dfernandez.fernandez@gmail.com

  Comentarios